PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Estudiantes israelíes proponen desviar el asteroide ‘Apophis’ con una sonda espacial

video

Estudiantes del Instituto Technion de Haifa, en el norte de Israel, han propuesto a la Nasa la construcción de una sonda espacial para vigilar al asteroide Apophis y, en caso de necesidad, desviarlo de su trayectoria.El ‘Apophis’, de unos 250 metros de diámetro, fue detectado hace cuatro años en una trayectoria que lo hará pasar relativamente cerca de la Tierra entre 2029 y 2036.

Según cálculos iniciales de la Nasa, el 13 de abril de 2029 la probabilidad de impacto será de 2,7 entre 100. Posteriormente, nuevos estudios han reducido la probabilidad considerablemente, aunque sigue sin poder descartarse una colisión

Un asteroide de ese tamaño que se estrellase contra nuestro planeta lo haría con una potencia equivalente a más de 20.000 bombas atómicas.

video

El proyecto del Technion, presentado a un concurso convocado por la agencia espacial estadounidense para evitar un posible ‘Armagedón’, propone el lanzamiento de la sonda en 2020, en una primera aproximación para adosar al asteroide equipos electrónicos que vigilen su trayectoria, según informa el diario ‘Yediot Aharonot’.

“Han construido un modelo que costaría 353 millones de dólares y consta de una nave de una tonelada de peso que inicialmente desplazaría al asteroide equipos electrónicos”, explica Alexander Kogan, supervisor del proyecto.

Más adelante, regresaría a una órbita alrededor de la Tierra para esperar, y en caso de necesidad, realizar una nueva aproximación en 2025 para desviarlo orbitando a su alrededor y alterando así su trayectoria.

Los investigadores han estudiado distintas posibilidades, como una detonación nuclear, pero concluyen que ésta podría dividir el asteroide en dos y causar más daño a la Tierra.

Otra alternativa investigada es la de adosar al asteroide unos motores propulsores, opción considerada demasiado cara.

Por ello proponen que sea la misma sonda la que se encargue de desviar al meteorito, aprovechando el efecto gravitatorio de su masa y la de la Tierra, y en un proceso que duraría siete años.

Según Kogan, un impacto directo sobre la Tierra del ‘Apophis’ causaría la destrucción absoluta en un radio de 200 kilómetros cuadrados.

Descubierto en 2004, el ‘Apophis’ recibe su nombre del dios egipcio de la destrucción y la muerte.

Fuente: EFE

 
ir arriba