PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Gilad Shalit: un dilema asimétrico, por Jaime Naifleisch


El judaísmo no exhibe la muerte. Ni siquiera la del finado una vez tratado ritualmente y puesto en su ataúd. Es la Ley de la nación hebrea. Por extensión, Israel no muestra a sus caídos, no merca con la muerte de los suyos.

Ahora trascienden estas imágenes de factura policial, no autorizadas, por oposición a la entrega de los verdugos, y en total 980 prisioneros, a cambio de la libertad del soldado Gilad Shalit.

En el país se debate sobre esta decisión. Y este es mi criterio, que trasciende a Israel y a este caso.

Hay una guerra, hay víctimas civiles y soldados caídos –en Israel, la mayor parte de ellos, también civiles movilizados, como el joven Gilad–. Y hay prisioneros.

Los prisioneros israelíes son sistemáticamente torturados, mutilados y asesinados, por los palestinos, por los sirios, por Amal y Hezbalá. Nadie tiene contacto con ellos, y no vuelven vivos. En muchas ocasiones ni se entregan sus restos ni se da información alguna, como en el caso del piloto Ron Arad, buscado desde 1986 y que puede estar en manos de los pasdaran jomeinistas.

Los prisioneros árabes –incluso siendo irregulares– son tratados con arreglo a toda la legislación internacional vigente. Reciben visitas, bis a bis, y a abogados; algunos tienen teléfono; pueden celebrar reuniones de sus respectivos partidos, estudiar y diplomarse. Cuando cumplen condena, son liberados.

El prisionero de guerra, aunque sea un irregular, no está detenido como castigo. No tiene sentido castigar al soldado enemigo, por mucho que el dolor y la indignación de la familia y los amigos de sus víctimas lo reclamen. Sí lo tiene no dejarlo en libertad para que no torne a ser un efectivo de la fuerza adversa.

Y esto es lo que sucederá con una parte de los que van a ser entregados.

No obstante, no radica aquí el quid de la cuestión. Gilad Shalit no es un prisionero cualquiera, no ha sido asesinado. Su secuestro en la frontera con Gaza ha sido previsto como táctica de largo alcance: jugar con la pasión por la vida de los israelíes, y la angustia de sus próximos, para forzar al gobierno a negociar un canje.

¿Y qué significa el canje? Que la táctica funciona, que Israel puede ser vencido, o al menos humillado. Que su evidente superioridad militar se inclina ante una vida. Nasrala, caudillo de Hezbalá, ha sido claro al respecto: dijo en 2006, durante la guerra de Tzahal contra esa organización: "Venceremos porque ellos aman la vida y nosotros estamos dispuestos a morir"; de hecho, en esa contienda la victoria israelí no fue mayor porque el mando se negó a lanzar una invasión por tierra, precisamente, para no contar más bajas.

Este canje da a los enemigos viscerales de Israel un enorme balón de oxígeno. Tzahal no logró encontrar a su soldado cuando entró en la Franja, y ahora debe entregar 980 presos por su vida. Entre ellos, varios feroces criminales.

Los terroristas juegan con esa vida. Muchos cayeron. Los caídos, caídos están, incluso el que acompañaba a Gilad. Pero Gilad está vivo. ¿Puede todo Israel olvidarse de él? Ellos saben que no.

Que Israel se doblará por ese chico.

Pero ¿quién va a negociar la paz si se dan estas posibilidades de hostigar al enemigo? ¿Quién se atreverá a firmar el fin del conflicto en presencia de esos que se empeñan en demostrar que lo más conveniente es continuar la guerra? Así fue como Arafat llegó a patear la mesa en presencia de Barak y Clinton, en el 2000, cuando ya solo faltaba que estampara su dedo en el papel: al decir de su consejero Moratinos, era la propuesta más generosa, que Israel no volverá a ofrecer.

Ningún acto de justicia, ninguna generosidad, ningún juego limpio hace mella en los que por dogma son incapaces de clemencia ni, tanto menos, de subirse a una estrategia de fin de la guerra. Gilad será recuperado, muchos más morirán en los autobuses, en los cafés, en las calles, tanto si estos 980 son liberados como si no.

Y otros pueden ser capturados para negociar con ellos, habida cuenta del éxito de esta operación.

Es un dilema asimétrico, como todo en esta guerra.

Fuente: Libertad Digital

Un candelabro de Praga iluminará la Casa Blanca durante la Jánuca


Un candelabro de nueve brazos del Museo Judío de Praga se dirige a la Casa Blanca para ser encendido durante la próxima Fiesta de las Luminarias. La primera dama estadounidense, Michelle Obama, lo pidió personalmente para que presida la tradicional celebración judaica.

“Este candelabro simboliza la supervivencia y el entendimiento, es muy importante para nosotros.” Con estas palabras entregaba el director del Museo Judío de Praga, Leo Pavlát, una preciada januquiá, un candelabro de nueve brazos, de plata y de al menos 140 años, a las autoridades de la embajada de EE.UU. en Praga. El candelabro presidirá los festejos de la Jánuca, o Fiesta de las Luminarias, que conmemora el milagro de un candelabro en el Santo Templo de Jerusalén. Su préstamo supone un hecho excepcional, tal y como explica la administradora del museo, Michaela Sidenberg.

“La República Checa es el primer país que presta un objeto a la Casa Blanca para su Fiesta de las Luminarias.”

Fue Michelle Obama, la primera dama, quien pidió al museo el préstamo durante la visita oficial a Praga del presidente de Estados Unidos en abril, según relata Leo Pavlát.

“A la primera dama de EE.UU. le impresionó este candelabro, y pensó que sería buena idea que el Museo Judío de Praga lo prestara para la celebración.”

El próximo 16 de diciembre el candelabro se iluminará ante cientos de invitados en la Casa Blanca. La celebración de la Jánuca en la residencia del presidente de los Estados Unidos fue iniciada por George Bush hijo. Su sucesor en el Despacho Oval, Barack Obama, ha decidido continuar con lo que se podría convertir en tradición para la Casa Blanca. La januquiá prestada, fue testigo durante la Segunda Guerra Mundial del trágico destino de la familia judía a la que pertenecía, por lo que el simbolismo del acto adquiere un significado aún mayor, explica Leo Pavlát. “Este candelabro se encenderá por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, así que creo que enviará un importante mensaje para todo el mundo”, dijo Pavlát.

El milagro de la Jánuca simboliza la victoria en inferioridad. En plena ocupación helénica de Israel en el siglo IV a. C., unos judíos conocidos como los macabeos, se revelaron contra los soldados griegos que les obligaban a hacer actos en contra de su religión y les vencieron. Cuando regresaron a Jerusalén, el Santo Templo había sido profanado. Encendieron un candelabro que lució durante ocho días a pesar de tener aceite solo para uno. Desde entonces, durante la Jánuca, se rememora el milagro encendiendo cada día con la vela del brazo mayor, el Shamash, una de las velas de los ocho brazos restantes.

Fuente: Radio Praha

Proponen rango universitario para el ladino ante el riesgo de su desaparición

video

El compositor e intérprete español Paco Díez, que el próximo 5 de diciembre ofrecerá un concierto de música sefardita en Nueva York, considera prioritario que el ladino (lengua judeo-española o sefardí) adquiera en rango universitario para su estudio y difusión, con el fin de evitar su amenaza de desaparición.

Díez, especializado en la herencia sefardita, ha pronosticado un "futuro poco halagüeño" para la tradición oral judeo-española, que en la actualidad sostienen comunidades asentadas en el norte de África, en la península balcánica, Israel y también en varios países de Ámerica.

Su preservación significa conservar la "cultura ibérica y sus raíces", ha añadido en declaraciones a la Agencia Efe este intérprete que ha dedicado más de un cuarto de siglo al estudio e investigación de la música tradicional hispana.

El ladino, la lengua que hablaban los judíos expulsados de España (Sefarad) en 1492, previsiblemente desaparecerá dentro de cincuenta o sesenta años, "cuando las últimas generaciones se extingan", no así su tradición musical porque ésta goza de soportes físicos donde se pueden almacenar, "aunque la experiencia con quien canta haya cambiado", ha precisado.

Pese a que se conserva en ámbitos familiares y culturales, existen comunidades como las de Salónica (Grecia) o la de Buenos Aires (Argentina) que organizan coloquios y reuniones para preservar la lengua que hace más de 500 años sus antecesores judíos hablaban en la península ibérica, y que se formó a partir del español, el portugués, el gallego y el catalán, ha destacado.

Este músico, creador del Museo de Instrumentos Tradicionales Ibéricos situado en Mucientes (Valladolid), protagonizará un concierto el próximo sábado en Nueva York, dentro del Congreso Internacional "Los judíos en España: pasado y presente", organizado por la American Sephardi Federation/Sephardic House.

"Les debemos mucho" (a los judeoespañoles), ha declarado Díez, ya que "no guardan rencor" a pesar de haber sido obligados a abandonar sus casas, "y mantienen amor y fidelidad a España después de más de 500 años" durante los cuales han conservado, a través de la tradición oral, un rico legado literario, musical y gastronómico.

La comunidad sefardí en Estados Unidos, ha explicado, es la más numerosa pero la menos sólida, ya que la tradición "se conserva mejor en algunas zonas de Iberoamérica", donde esta cultura se preserva mejor si sólo es "adulterada" por hispanohablantes, debido a la gran similitud del ladino con el castellano.

El recital que Paco Díez ha concebido para el sábado en Nueva York en la Casa Sefardita pretende abarcar todas las comunidades, por lo que interpretará coplas de amor y desamor, romances del norte de África, de Grecia y de Turquía, además de canciones litúrgicas y otras procedentes de Bosnia y de Bulgaria.

Fuente: EFE

Pueblito israelí investigado por su longevidad


Para llegar a celebrar el cumpleaños número 100 no es necesario tomar brebajes de dudosa procedencia o comer un ajo en ayunas. La clave para vivir más años se encontraría dentro del ser humano, específicamente en su material genético.

Investigadores del Albert Einstein College of Medicine, en EEUU, descubrieron, en una comunidad israelí con gran cantidad de población centenaria, que las personas que alcanzan una extraordinaria longevidad poseen una mutación genética que les permite generar más telomerasa: enzima que repara los cromosomas y hace que sus células se mantengan sanas por más tiempo, previniendo la aparición de enfermedades relacionadas con el incremento de la edad, como hipertensión, diabetes y síndrome metabólico.

Se trata de una extraña variación del gen hTERT, que según constató la investigación, tenían tanto las personas mayores como sus descendientes. Por primera se comprueba que una modificación genética heredable está relacionada con una mayor longevidad.

Hace tres décadas, la bióloga Elizabeth Blackburn descubrió que los extremos de los cromosomas eran esenciales para explicar el envejecimiento humano. Estas estructuras, llamadas telómeros, recubren y protegen el material genético, como el plástico que envuelve la punta de los cordones de los zapatos y de la misma manera, con el paso del tiempo, se van desgastando, hasta que no pueden cumplir su rol protector. La telomerasa permite que los telómeros se mantengan largos por más tiempo.

Eso es justamente lo que los investigadores norteamericanos encontraron en este grupo de israelíes ashkenazi: los que lograban vivir más años tenían cromosomas con telómeros más largos gracias a esta variación genética, que, además, heredaban a sus hijos y nietos. Los científicos estudiaron al grupo de israelíes con una edad promedio de 97 años, sus descendientes y a un grupo de control, con gente cuyos padres tuvieron una longevidad dentro del promedio de la población. Quienes alcanzaron los 100 años y sus descendientes tenían telómeros más largos que las personas del grupo de control. "Es un rasgo fuertemente heredable. Los descendientes de los centenarios no mostraron una reducción apreciable en el largo de sus telómeros relacionada con la edad, como sí se observó en el grupo de control", dijeron.

"Esta es la primera evidencia concreta de que en humanos la longevidad está relacionada con la telomerasa", destaca Euardo Karahanian, biólogo y profesor de la U. Diego Portales. Sin embargo, el experto advierte que en estudios en ratones, la mayor producción de telomerasa permite extender la vida, pero también aumenta el riesgo de padecer cáncer. "Al parecer, estas personas, además, tienen una protección genética contra el cáncer porque lograron vivir más y no desarrollaron la enfermedad", observa.

Por su parte, Patricia Pérez, genetista y académica de la U. Andrés Bello, dice que la confirmación de que la genética tiene un rol preponderante en la longevidad abre las puertas para "diseñar en el futuro terapias génicas que permitan solucionar problemas de salud que las personas tienen de nacimiento", mientras Ypusin Suh, una de las autoras del estudio, cree que "más adelante podría ser factible desarrollar drogas que imiten la acción de la telomerasa".

Fuente: La Tercera

Dubai en la bancarrota: ilustración de una mentalidad, por Nathan Novik


La situación de Dubai es ilustrativa en relación a darnos cuenta de que el problema fundamental de la mayor parte de los países árabes es de mentalidad. Quienes sólo atinan a pensar que el “gran problema” que enfrentan los árabes es Israel, deberían reflexionar bastante al respecto.

Aún cuando existe diversidad entre los diferentes países árabes e islámicos si tienen algo en común: su mentalidad. En términos generales, el “gran problema” de los árabes son ellos mismos: su mentalidad retrógrada caracterizada por su falta de solidaridad, por la tendencia a responsabilizar a otros de sus propios problemas en lugar de asumirlos y enfrentarlos, por la tendencia a dirimir sus diferencias en base a la violencia (chiítas, sunnitas, diversos grupos de fanáticos político religioso, etc.), y por gobiernos teocráticos donde las minorías de todo tipo, religiosas, sexuales, políticas, no son respetadas, y donde el trato perverso a las mujeres es parte del sistema. Y esos son los regímenes aplaudidos por muchos de los que se consideran “de izquierda”.

Ironías de la vida. Alguno de estos pseudo izquierdistas debería visitar Israel y ser testigos de cómo viven los israelíes y cómo funciona su sociedad. Conocerán una sociedad solidaria y responsable, donde no se aprecian grandes diferencias sociales entre quienes viven allí. Pero el único problema es que para captar eso, deberían ir con su mente abierta, cosa muy difícil para quienes son ideólogos con fobias raciales y de otro tipo. Esos son incapaces de ver lo que tienen en sus narices. Un artículo de Ruben Sancho, del 26/11/09, extraído de www.ellibrepensador.com señala lo siguiente:

“Dubai es el paradigma del capitalismo más execrable, un capitalismo de extremos sociales, con jeques árabes viviendo en el lujo supremo gracias al dinero del petróleo, con ciudadanos saudíes sobrellevando el día a día con soltura y con inmigrantes del resto de Asia acudiendo en masa a encontrar un empleo casi siempre mal pagado. Un capitalismo que malgasta recursos y hace del consumo insustancial su bandera.".

Una bandera que ha tenido que arriarse ante la crisis financiera que afecta a todo el mundo y que ha terminado por llegar a Dubai, emirato que parecía inmune hasta ahora. Las construcciones faraónicas que pueblan las calles de la ciudad y los proyectos sobrevalorados que han ideado mentes perversas han condenado a Dubai a una deuda que ahora no puede pagar.

Y en el mundo globalizado de hoy en día eso provoca que el resto del mundo se eche a temblar, porque quién más quién menos tiene intereses financieros allí, nadie se escapa de haber sido atraído por el aroma del dinero fácil, del color del petróleo a expuestas, del lujo por el lujo, sin otra razón de ser.

Ayer Dubai anunció que era incapaz de pagar sus deudas, y todas las entidades financieras, que se encontraban en una leve recuperación, han sentido el golpe en toda su dimensión. Los bancos españoles con inversiones, directas o indirectas, en Dubai han sufrido pérdidas importantes en la bolsa, y esto no ha hecho nada más que comenzar.

Porque Dubai vivía del turismo y del petróleo, con su segunda fuente de ingresos no tendrá problemas, pero sí con la primera, porque la crisis mundial ha reducido drásticamente el turismo de lujo, el turismo de placer, y Dubai lo ha sentido notablemente.

La destrucción de empleo está siendo notable, especialmente entre la población emigrante la cuál está siendo deportada a sus países de origen sin ninguna garantía social, porque el capitalismo más radical no se para a atender a sus daños colaterales, simplemente se deshace de ellos.

Además, el anuncio de que no puede atender sus deudas junto con la destrucción de empleo genera desconcierto, incertidumbre y desconfianza en los inversores, los cuáles deciden llevarse su dinero a otros lugares más seguros, provocando así un mayor agravamiento de la crisis.
En definitiva, han tocado zafarrancho de combate, y todos los que antes depositaban su dinero en el Emirato ahora se fugan bajo el grito de ¡Sálvese quién pueda!, cosas del capitalismo, supongo.” Hasta acá el artículo de Sancho, cabalmente ilustrativo de un caso bastante típico en el mundo árabe.

Quienes nos consideramos “progresistas” y deseamos lo mejor para esta humanidad debemos tener en cuenta que lo que pasa en Dubai es un reflejo de una mentalidad incompatible con el bienestar de los pueblos. Pero es más fácil dejarse llevar por la discriminación y los slogans populistas en lugar de tratar de investigar y entender lo esencial de un fenómeno. Cuando el pseudoizquierdismo, haga una revisión de sus posturas viscerales y discriminatorias y sea capaz de analizar críticamente lo que sucede en el llamado “mundo árabe e islámico”, recién allí podrá ser un factor positivo para aportar a la paz del planeta. Caso contrario, seguirán siendo un aporte a una visión del mundo sobre la base de enfrentamientos y descalificaciones que sólo conducen a la violencia, al dolor y a la falta de entendimiento entre los pueblos. En otras palabras, seguirán aportando a la destrucción del planeta y al dolor de la gente.

Fuente: http://www.elamaule.cl

Científicos israelíes observan la muerte violenta de la estrella más grande jamás detectada


Investigadores del Instituto de Ciencia Weizmann en Rehovot (Israel) han observado por primera vez un tipo de supernova que pudo ser clave en los inicios del Universo. La explosión de esta supernova observada en 2007 parece ser un ejemplo de un tipo violento particular cuya existencia se había predicho pero que no se había observado hasta ahora. Los resultados del estudio se publican en la revista 'Nature'.

Las observaciones sugieren que el objeto, denominado SN 2007bi, se formó cuando una estrella muy masiva pasó por una explosión nuclear desencadenada por la conversión de fotones en pares de electrones-positrones.

Las estrellas con masas iniciales de entre 10 y 100 veces la del Sol (10-100 MSun) finalizan sus vidas en supernovas de colapso nuclear. Cuando la fusión nuclear cesa, el corazón de hierro de la estrella colapsa para formar una estrella de neutrones o un agujero negro, con la repentina liberación de energía gravitacional que conduce a la explosión de la supernova.

Sin embargo, se cree las estrellas de más de 140 MSun desarrollan núcleos de oxígeno de relativamente baja densidad en los que los fotones energéticos interactúan con núcleos atómicos para formar pares de electrones-positrones. La pérdida de fotones, y por ello de presión de radiación, conduce a una contracción violenta y después a una explosión nuclear descontrolada conocida como supernova de inestabilidad pareja.

Los científicos, dirigidos por Avishay Gal-Yam, presentan observaciones de SN 2007bi que se explican por una supernova de inestabilidad pareja. En particular, la luminosidad extrema de la explosión y su evolución en el tiempo parecen requerir una estrella progenitora con una masa nuclear de alrededor de 100 MSun, que implica una masa total de al menos 200 MSun.

Se cree que tales estrellas masivas, que pueden sobrevivir sólo en un ambiente pobre de metales como la galaxia que alberga SN 2007bi, eran comunes en los inicios del Universo. Por ello, las supernovas de inestabilidad pareja podrían haber sido importantes en la evolución del Universo primitivo.

Fuente: Nature & Europa Press

Hay terroristas islámicos en México


Células terroristas del movimiento islamista Hezbolá podrían operar en México y las Policías del País desconocen esta amenaza, advirtió Ely Karmon, especialista en terrorismo internacional.

"No sería una sorpresa para mí si mañana por la mañana la Policía detiene a alguien de Hezbolá (en México), exactamente como le hicieron en Carolina de Norte, Estados Unidos o en Colombia.

"México es un País abierto, es grande, tiene problemas de criminalidad, tiene problemas tan grandes de control de territorio que una organización terrorista puede aprovecharse de esto, entrar o utilizarlo como plataforma hacia Estados Unidos, que es el verdadero objetivo o si hay sanciones de Europa contra Irán, pueden atacar una Embajada francesa o británica", dijo en entrevista en la Embajada de Israel.

El experto, que estudia la presencia de Hezbolá en América Latina, percibe que la Policía mexicana no conoce sobre la organización islámica y refirió que hace 15 días capacitó a cuatro agentes federales acerca del fenómeno, en una universidad de Israel, donde asistían a un curso de seguridad nacional, y no sabían del tema.

"No se interesan mucho en lo que es Hezbolá o Al Qaeda, ellos están concentrados en la lucha del crimen organizado y alguien puede aprovechar el hecho de que están tan ocupados, no conocen la realidad de esta actividad, no conocen los métodos", apuntó.

Karmon aseguró que aunque la prioridad del Gobierno mexicano es la lucha antinarco debe estar consciente del problema que representa Hezbolá ya que en diversos países de Latinoamérica como Paraguay, Argentina y Brasil han sido detectadas redes de operación.

"Yo se cuáles son las tareas muy difíciles en la lucha contra el crimen organizado pero el terrorismo tiene una influencia política y estrategia mayor, que implica relaciones o crisis con Estados.

"La violencia que hay acá, que es una violencia criminal, puede transformarse en violencia de terrorismo", advirtió.

De acuerdo con el investigador, los miembros de la organización libanesa suelen tener vínculos con narcotraficantes por lo que es posible que se relacionen con los cárteles mexicanos, aunque precisó que no se tienen indicios de que eso esté ocurriendo.

"Por ejemplo, en la triple frontera: Paraguay, Brasil, esta red de Hezbolá tiene cooperación con la mafia china de Macao, en Líbano también se dedica a la exportación de narcóticos.

"En Colombia, cuando estaba más violenta la situación, el Cártel de Pablo Escobar comenzó a utilizar métodos terroristas, empezaron a poner coches bombas que importaron del oriente medio", explicó.

Agregó que los indígenas también son vulnerables a convertirse al Islam e integrarse a células terroristas como ha ocurrido en Venezuela y Colombia donde esas minorías son las que ha afiliado el movimiento chiita.

Incluso, señaló que investigadores de la Universidad de Granada, en España, han descubierto que indígenas de Chiapas están adoptado esa religión, impulsados por un grupo de españoles islámicos.

"No es un caso aislado, hay una tendencia de utilizar esta gente, tal vez porque piensan que la situación socioeconómica de esta región facilita la conversión, pasar al Islam es muy fácil, también parece que esa religión da solución a muchos de los problemas de gente", dijo.

Fuente: EFE

El jefe de prensa israelí dice que los periodistas extranjeros encubren al movimiento terrorista Hamás


El jefe de la Oficina de Prensa del Gobierno israelí, Daniel Seaman, expresó que los medios de comunicación de todo el mundo que "encubren las actividades de Hamás", el movimiento terrorista islámico que gobierna en Gaza.

En declaraciones a la emisora israelí "Arutz 7" (Canal 7), Seaman declaró que "muchos periodistas vienen aquí y en lugar de informar de la verdad, encubren al Hamás y (al grupo terrorista libanés) Hizbolá, que no tienen valores democráticos".

El funcionario agregó que "muchos periodistas tienen ideas preconcebidas de Israel" y otros son antisemitas y crean opinión en consecuencia.

"Cualquier que tenga opiniones antisemitas, y no me refiero con ello a que critiquen a Israel, no será acreditado por el gobierno", aseguró, porque "no podemos aplicar sanciones pero podemos exigir que trabajen de acuerdo a estándares de objetividad profesional".

Muchos periodistas, sostuvo, "se aprovechan de la libertad de expresión para exponer sus propias ideas y posturas en informaciones que no se ajustan a los criterios profesionales".

Fuente: EFE

 
ir arriba