PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Hillel Neuer de la organizacion UN Watch censurado por desenmascarar la hipocresía del Consejo de DDHH de la ONU

video


Hillel Neuer de la organizacion UN Watch expone la hipocresia del Consejo de DDHH de la Naciones Unidas, el organismo que creo el informe Goldstone, el mismo organismo controlado por dictaduras como Arabia Saudita, Libia, Cuba, Iran, Venezuela, China, que no son precisamente defensores de los DDHH. El presidente del Consejo, el mexicano Luis Alfonso de Alba, rechazo el discurso al que tacho de inadmisible, seguramente porque no le gustó escuchar todas las verdades que dijo, y para las cuales no tuvo ni una sola respuesta.

Link de youtube Gracias Dani por compartirlo.

Según científicos de la Universidad de Tel Aviv, las torres de telefonía móvil ayudan a predecir inundaciones


Las operadoras de telefonía móvil podrían compensar sus grandes inversiones en infraestructuras para las comunicaciones inalámbricas, con la ayuda de las investigaciones realizadas en otros sectores tecnológicos.

Para demostrar su utilidad, hay que hablar del trabajo de un equipo de investigadores de la Porter School for Environmental Education de la Universidad de Tel Aviv, en Israel.

Estos científicos han publicado recientemente un artículo en el que se explica un nuevo método que permite utilizar las redes de comunicación inalámbrica para medir la humedad del aire.

Las condiciones climáticas y los fenómenos atmosféricos afectan al electromagnetismo, lo que provoca que las ondas de radio emitidas por estas torres se atenúen.

El método de los científicos israelíes aprovecha este efecto para registrar la fluctuación de la humedad atmosférica y predecir así, incluso, la intensidad de las lluvias que se aproximan o el riesgo de inundaciones.

La aplicación del sistema, que ya ha sido probado exitosamente en Haifa y Ramla, podría extenderse sin problemas dado que, según sus creadores, conlleva un coste mínimo porque los datos sobre la humedad ya son recogidos y grabados por las operadoras de telefonía móvil.

Además, estas torres se encuentran actualmente instaladas por todas partes, incluso en áreas de difícil acceso por la orografía de sus terrenos o por su compleja topografía. Así, el sistema permitiría realizar mediciones en lugares en los que hasta ahora no se habían podido hacer.

De esta forma, las infraestructuras de las comunicaciones inalámbricas adquirirían una nueva dimensión, como fuente de información para los pronosticadores del tiempo.

Los creadores del sistema han sido el profesor de ciencias atmosféricas de la Universidad de Tel Aviv, Pinhas Alpert, y sus colaboradores Hagit Messer Yaron y Noam David.

Fuente: Tendencias21

"Recíproca comprensión" en las negociaciones Santa Sede-Israel


"Recíproca comprensión". Este ha sido el calificativo que han utilizado la Santa Sede e Israel para definir la reunión que mantuvo este jueves en el Vaticano la Comisión Bilateral Permanente de Trabajo entre la Santa Sede y el Estado de Israel para avanzar en las negociaciones sobre cuestiones fiscales y jurídicas de la Iglesia.

"La reunión plenaria de la Comisión se ha desarrollado en una atmósfera de cordialidad y de recíproca comprensión", explica el comunicado que han distribuido este viernes tanto la Oficina de Información de la Santa Sede como la embajada de Israel ante el Vaticano.

El tono y los contenidos del comunicado desmienten noticias publicadas en Israel por la edición en línea del diario Yedioth Aharonoth, según la cual, se habría dado una crisis en las negociaciones. La próxima reunión tedrá lugar el 7 de enero de 2010. Además, se ha decidido celebrar la próxima reunión plenaria el 27 de mayo de 2010, en el Vaticano.

El hecho de que se haya programado un reunión de trabajo en una fecha tan cercana, un día después de las fiestas navideñas (el 6 de enero es la Epifanía), demuestra el interés de las dos delegaciones de seguir avanzando en las negociaciones.

Fuente: Catholic Net

Refrescante contraste de sensaciones. De Tel Aviv a Galilea, por Ana Bustabad Alonso

video

Lo que a principios de siglo X eran sólo dunas de arena, es hoy una ciudad llena de vida, de bulevares con árboles, la más animada y cosmopolita del país.

Dos jóvenes cargadas con bolsas de Michal Negrin y Daniella Lehavi caminan entre la multitud que abarrota el bulevar. En la acera, un músico hace sonar la guitarra junto a su perro pequeño, de manchas color café. Enfrente, un escarabajo multicolor -mal aparcado- anuncia zumos de frutas tropicales recién exprimidos.

Mientras, a menos de dos horas al norte, el silencio es casi insultante. Una pareja se deja acariciar por el sol vespertino, y la brisa mueve las flores de color intenso de los árboles desnudos. Frente a ellos, en el lago, dos barcos de madera se cruzan muy despacio.

Tel Aviv y Galilea. Dos postales intensamente refrescantes. Cae la tarde en Israel, donde las sensaciones se suceden y atropellan el alma, en elaborado contraste que atrapa para siempre.

Desde que llega al aeropuerto internacional Ben Gourion de Tel Aviv, el más importante del país, el viajero siente el carácter cosmopolita y acogedor del pueblo de Israel. En contra de la imagen que suelen publicar los medios de comunicación, la vida bulle a borbotones en estas calles de gentes amables y cultas, que saben disfrutar como pocas.

Aquí, los sofisticados controles de seguridad de las aduanas causan menos molestias que en otros muchos lugares y en toda la moderna red de carreteras los indicadores están escritos en tres idiomas -hebreo, árabe e inglés-, por lo que es muy fácil moverse por libre.

Para obtener información detallada sobre el país puede consultarse la web del Ministerio de Turismo o la de la Oficina Nacional Israelí de Turismo en España, con contenidos en castellano. Pero, además, si lo que se busca es un viaje único y no necesariamente caro, la mejor opción es contratar un buen guía oficial que prepare el itinerario a medida.

Menachem Krzywanowsky, -Menno, como prefiere que le llamen- es, sin duda, uno de los mejores. Un excelente cicerone capaz de llevar al viajero por todo el país y descubrirle los lugares más especiales en portugués, inglés, holandés, hebreo o en un dulce español que revela sus raíces uruguayas.

Mucho más allá de los clásicos circuitos de turismo religioso, Israel ofrece en pocos kilómetros un mar de sensaciones refrescantes, tan diferentes entre sí como la tranquilidad absoluta del mar de Galilea del ritmo deliciosamente cadencioso que caracteriza Tel Aviv, a orillas del Mediterráneo.

En pleno centro, de la calle Dizengoff -llamada así en honor del primer alcalde de la ciudad- salen las excursiones a pie por la ruta Bauhaus, el movimiento arquitectónico de vanguardia de los años 20 y 30 del siglo XX que dejó en Tel Aviv su impronta como en ningún otro lugar del mundo. La sede de la Fundación cuenta con una tienda donde comprar libros de urbanismo y arquitectura y objetos de diseño de lo más curioso.

video

Los israelíes miran hacia el futuro sin olvidar del todo. En medio del bullicio de la acera, contrasta la sobriedad de un monolito que recuerda el primer atentado que tuvo lugar aquí en 1994.

Desde hace unos años están resurgiendo con fuerza los negocios que huyeron entonces de la zona. Por algo Tel Aviv significa ‘colina de la primavera', el resurgimiento del pueblo judío en su tierra.

Un poco más abajo, en la plaza del mismo nombre, un mimo callejero entretiene junto a la fuente a los numerosos paseantes. Como casi todo el centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ésta es una plaza típicamente bauhaus, con sus característicos edificios blancos de tres o cuatro alturas, esquinas redondeadas y belleza funcional.

De los cines que había aquí hace años sólo queda como símbolo el hotel Cinema que, sin ser lujoso, mantiene su encanto y ofrece una situación privilegiada para sumergirse en el bullicio urbano. Bajo la plaza Dizengoff, hoy levantada sobre el tráfico, se celebra un animado mercadillo los martes y los viernes. Por todo el centro, las terrazas están llenas de jóvenes charlando, comiendo de manera informal, mientras otros abarrotan las tiendas de diseños vanguardistas.

Para ir de compras puede uno optar por los centros comerciales o, mucho mejor, por las zonas más céntricas. La calle Allemby es una de las más populares, uno de los ejes principales de la ciudad. También la Nahalat Benjamin, peatonal, la calle Shen Kin, de última moda, o la King George -especialmente movida los viernes-.

Una de las postales más famosas del pasado de Tel Aviv es la de la multitud bailando en la calle el 14 de mayo de 1948, día en que se declaró la independencia del estado de Israel. Hoy, cuando se cumplen exactamente 60 años de aquella fecha, la plaza de la Estrella de David, donde se cruzan seis calles, es el centro neurálgico de la zona comercial. A un paso, el imprescindible mercado del Carmel, donde se puede encontrar prácticamente de todo y a buenos precios.

Lo que a principios de siglo X eran sólo dunas de arena, es hoy una ciudad llena de vida, de bulevares con árboles, la más animada y cosmopolita del país. Al contrario que en otros lugares, aquí merece la pena escaparse del casco histórico para conocer todas las caras de Tel Aviv.

Al norte, en el barrio de Ramat Aviv Guimel, se encuentra la Universidad pública más importante del estado. Como en cualquier zona residencial, los edificios altos y los centros comerciales con terrazas salpican las zonas verdes. Como en ninguna, los niños juegan rodeados por las flores intensamente rojas de los coraldenchos y los cuervos bicolores.

Al otro lado de la ciudad, en la antigua zona del puerto, hasta la vieja chimenea de Reading que ahora marca el límite del perímetro urbano, se encuentran algunos de los restaurantes más de moda en Tel Aviv. Se nota que los israelíes disfrutan comiendo, y que les encanta hacerlo fuera de casa.

Después de cenar, lo más especial es una copa tranquila en la playa de la ciudad que, con el buen tiempo, llena de gente guapa y música chill out la arena.

Si se prefiere algo más trendy, Landen, Atara -el antiguo Blaumilch- o Academya son algunos de los locales donde ver y dejarse ver hasta altas horas de la madrugada.

La impresionante mezcla de culturas y procedencias del pueblo de Israel se refleja, sobre todo, en la gastronomía, que es excelente por todo el país. Cualquier menú comienza con una amplia variedad de mezze -aperitivos- servidos en pequeños platillos, que llenan de colorido la mesa y sorprenden a los paladares más viajeros.

Como en muchos otros destinos, las costumbres religiosas están presentes en la vida diaria. La comida kósher -que observa las normas judías- se puede encontrar en la mayoría de restaurantes. Según la tradición, muchos supermercados no suelen vender cerdo, y separan la zona de lácteos de la de la carne. Eso sí, todos tienen gran variedad de quesos frescos y de productos orgánicos; los israelíes están muy preocupados por la comida sana.

Otro de los productos especialmente apreciados es el café. Por supuesto, lo hay de muchos tipos, pero en general gusta fuerte. De hecho, la influencia de los judíos italianos ha conseguido que en Israel pueda encontrarse un café espresso excelente, comparable a los que se pueden saborear en Italia o Portugal.

En muchos lugares se respeta el sabath -sábado como día santo para los judíos-. Desde el anochecer del viernes hasta el fin del día siguiente, la costumbre y la religión hacen que muchas máquinas dejen de funcionar y dan lugar a situaciones curiosas como ascensores que suben y bajan automáticamente, sin tener que pulsar un solo botón.

Lo mejor de la tradición de santificar el sábado es, sin duda, su influencia en lo culinario. Para respetar el descanso escrupulosamente, se acostumbraba a dejar la cocina de carbón encendida desde la noche anterior, lo que ha dado lugar a una variedad de guisos típicos del sabath que esculpen los sabores a fuego muy lento. También es curioso el pan trenzado, que se suele comer los fines de semana.

Para regar una buena comida, una opción interesante es elegir alguna de las cervezas nacionales, como la Goldstar o la Maccabee, más suave.

Pero si lo que se busca es algo más especial, nada mejor que un Jonathan Tishbi especial reserva 2004, el mejor caldo de Tishbi Winery, una bodega familiar ubicada en el interior, a una hora de Tel Aviv, que hoy produce algunos de los mejores vinos del país.

Desde Zichron Ya'acov, muy cerca del mítico monte Carmel, de donde proceden y toman su nombre las órdenes religiosas de los carmelitas, y donde en 1882 se implantaron las primeras bodegas del país, Tishbi comenzó vendiendo blanco semiseco sólo para el mercado israelí.

Hoy cuenta con Estados Unidos como primer consumidor internacional, y Panamá, Brasil y Europa son algunos de sus mercados emergentes.

Golan Thishbi -ya la quinta generación de bodegueros- ha tomado el relevo de sus padres y produce un millón de botellas de vino kósher al año, de más de veinte caldos diferentes, incluido cognac, y cultiva viñedos por todo Israel. En la bodega, miembro de la Vegan Society, se elabora también una sabrosa pasta de aceituna orgánica y pronto se comercializará aceite de oliva y vinagre.

Mientras, la hermana de Golan ha creado las jaleas de vino, un producto delicadísimo para saborear sólo o como condimento en la cocina. La de Muscat blanca, por ejemplo, marida de forma ideal con quesos o patés. Un buen regalo para llevar de Israel, por su largo periodo de conservación y su presentación impecable.

Puestos a buscar sensaciones y a dejarse mimar, uno de los lugares más especiales para el viajero se encuentra al norte del país, próximo al mar de Galilea.

Una escapada al Hotel & Health farm Mizpe Hayamim supone el contrapunto perfecto tras unos días de compras y ritmo urbano, a menos de dos horas en coche desde Tel Aviv, por el antiguo Camino Real que unía el Mediterráneo con Damasco.

El hotel no destaca por su arquitectura, invisible casi entre vegetación y huertos ecológicos donde se produce todo lo que se come en sus dos restaurantes. ‘Aquí lo esencial es invisible a los ojos'. En cada detalle se aprecia el verdadero lujo. Los sonidos del agua, del viento en los árboles, de los pájaros, dominan esta finca frente a los altos del Golán, a donde se puede llegar incluso por aire, ya que dispone de helipuerto propio.

uenta con eventos diferentes cada mes -como el anillado de 25 especies diferentes de aves en noviembre- y rincones por toda la finca donde relajarse, como un mirador que domina Galilea o un telescopio para descubrir las estrellas. Todo en este alojamiento mágico está pensado para proporcionar una atmósfera de armonía que regenera cuerpo y espíritu.

Además, tiene dos cabinas dobles de spa escondidas en un lugar tranquilo de la finca, una galería que expone obras de artistas locales; una granja con diferentes especies de animales donde la reina indiscutible es Chuka, una cabrita que vive a capricho; una quesería, una chocolatería, o una fábrica de jabones orgánicos que se utilizan exclusivamente en el hotel.

Pero lo más sorprendente, quizá, es un completo ‘rincón verde' en la planta baja, donde los huéspedes pueden prepararse gratuitamente tisanas a cualquier hora, en el que hay siempre hierbas frescas de todas las variedades imaginables.

El lujo presente en todo el alojamiento se resume, sin duda, en las vistas indescriptibles desde las terrazas y en el cuidado exquisito de los detalles que acompañan en cada momento la estancia del viajero.

Una de las sensaciones más intensas que pueden disfrutarse en este hotel, perteneciente a la cadena Relais & Chateaux, es cenar a la luz de las velas en el Muscat, su restaurante a la carta. Un servicio excelente, música deliciosa, y una terraza para las noches de verano para dejarse atrapar por los sabores del mundo, reinventados en israelí.

Aquí, donde la comida no es kósher, la velada comienza con unos aperitivos de presentación espectacular, acompañados de un pan de foccachia que quita el sentido. Luego, una buena elección puede incluir un Carpaccio de buey con queso parmesano casero, un Pato de la casa con especias étnicas o alguno de sus elaborados platos de setas, acompañado, cómo no, de un vino orgánico; por ejemplo, un chardonnay blanco de las tierras de Galilea. Entre los postres, especialmente buenos, destaca la Torta rellena de queso y chocolate caliente.

as habitaciones y suites del hotel, mientras, esconden sus encantos tras unos números primorosamente pintados a mano y la mezuzá judía que da la bienvenida al viajero en cada puerta. Lo mejor es elegir una con vistas al mar de Galilea donde, según la Biblia, Jesús caminó sobre las aguas.

Veintiún siglos después, el paisaje desde la orilla del lago es espectacular. Catamaranes y barcos de madera pasean a los turistas desde las termas y el basalto de Tiberíades al templo ortodoxo de cúpula roja de Cafarnaum, de la Montaña de las Bienaventuranzas -hoy una plantación de bananas- a los kibutzs de los Altos del Golán.

Aquí no se visitan los edificios, lo importante es el lugar de los acontecimientos. De todas formas, la arquitectura que conmemora los pasajes bíblicos no merece la pena. Sí dejarse llevar por las sensaciones y el silencio fragante que se respira entre buganvillas, mangos y aguacates, plantados a más 200 metros bajo el nivel del mar.

Ya queda poco de la vegetación autóctona. Pinos y algarrobos dejan paso a zonas de cultivos -Israel es pionera en muchas técnicas agrícolas que ha exportado al mundo- y carreteras flanqueadas por las flores amarillas de la mostaza.

Sin embargo, en los últimos 100 años, el proyecto del Fondo Nacional judío, que reúne dinero de colectividades en el exterior, se está dedicando a reforestar en zonas no agrícolas. A ello ayuda la hermosa tradición judía de que, cuando alguien cumple un año fuera de Israel, sus amigos planten aquí un árbol en su nombre.

Es sólo uno de los detalles que sorprenden a quien visita por primera vez el país. Cuando el viaje toca a su fin y llega el momento de abandonar Israel, el viajero no puede dejar de sentir nostalgia de estas tierras, que atrapan y embelesan, a las que ya siempre se quiere volver.

Fuente: Expreso Viajes y Turismo (España)

Berlusconi visitará Israel en marzo y pronunciará discurso en la Kneset


El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, visitará próximamente Israel, donde pronunciará un discurso en el Parlamento (Kneset).

La visita del mandatario italiano se producirá a comienzos del mes de marzo, precisaron las fuentes.

El ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, se entrevistó en Jerusalem con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman, con quien analizó las relaciones bilaterales y los esfuerzos realizados por el contingente italiano en el sur del Líbano, que concluye su misión el próximo enero y será reemplazado por el mando español.

"Entre los asuntos tratados también se analizó y preparó la visita de Berlusconi", dijeron fuentes de la cancillería israelí.

Berlusconi visitó Israel en el año 2003, cuando se reunió con el entonces primer ministro israelí Ariel Sharón, en el marco de una gira por la región.

Fuente: EFE

El Tzahal realiza simulacros ante un posible ataque desde la frontera norte


Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) han realizado esta semana dos simulacros a gran escala para prepararse ante posibles situaciones de emergencia, en particular frente a un ataque con misiles o a un conflicto militar con Siria o el los terroristas de Hezbolá que ocupan el sur del Líbano.

El primero de los simulacros contempló la distribución rápida de máscaras de gas, en caso de que exista una amenaza factible antes de que concluya el reparto programado de este tipo de protecciones, cuya distribución quedará lista en pocos meses, informa el diario Haaretz.

Fuentes militares aclararon que estos ejercicios no implicaron el despliegue de efectivos sobre el terreno.

Fuente: El Economista (España)

Cine para ver: Cartas para Jenny


Sorprendente. Así se podría resumir, más allá de las preferencias de cada espectador, a esta coproducción entre Argentina, España e Israel. Cuenta la historia de una madre de mediana edad que deja cuatro cartas a su hija de diez años, para que el padre de la niña (Martín Seefeld) le vaya entregando.

La primera carta, es para leerla el día de su BAT MITZVA (fiesta que las niñas judías realizan a los 12 años, cuando se las considera adultas para su pueblo).

La segunda, para que Jenny (Gimena Accardi) lea el día de su casamiento.

La tercera, cuando tenga su primer hijo. Y la cuarta -que ojalá nunca lea- es por si alguna vez se siente desesperada.

La película, va mostrando la vida de Jenny y en qué circunstancias va abriendo esas cartas. Cuando por una determinada contrariedad Jenny abre la cuarta carta, encuentra la sugerencia de su madre de viajar a Jerusalem y ver allí a Sofía (mejor amiga de la madre) y a un rabino. De la mano de ellos y del hijo de Sofía (un soldado israelí interpretado por Favio di Tomaso) Jenny vuelve, devela ciertos misterios y encuentra las respuestas que había ido a buscar.


Según expresaron algunos integrantes del equipo de producción ante la prensa, este filme intenta conmover al espectador a través de una historia que deja en evidencia “la grandeza del sacrificio y el amor de una madre por sus hijos”.

"Cartas para Jenny" es el primer largometraje argentino que pone sus pies en Israel para filmar escenas en esas locaciones de ensueño. La Vía Dolorosa y el Muro de los Lamentos, el Mar Muerto, el antiguo puerto de JAFFA y diversos rincones de Jerusalem, fueron el marco de esta historia que se rodó durante seis semanas en San Luis, dos en Israel y una en Barcelona.

Cartas para Jenny (España/ Israel/ Argentina, 2007, en castellano) Dirección: Diego Musiak - Guión: Andrea Baub - Con Martín Seefeld, Gimena Accardi, Beatriz Spelzini, Fabio Di Tomaso, Manu Fullola, Jesús Villegas - Distribuye Primer Plano - SAM 13 - Duración: 97`

Con encendido de velas y degustación de dulces empieza la fiesta de las luminarias, Januca


Con el encendido de la primera vela de un candelabro de ocho brazos y la degustación de unos dulces típicos denominados "sufganiot", los judíos en todo el mundo celebran a partir de esta noche la "Hanuká" o Fiesta de las Luminarias.

Poco después de la puesta del sol se iniciará la festividad que concluirá ocho días después, cuando en las ventanas de las casas de gran parte de Israel y de las comunidades judías en el extranjero se puedan apreciar todas las velas encendidas del candelabro.

La fiesta conmemora la purificación y consagración del Templo de Jerusalén en el año 165 a.C., tras la revuelta de los macabeos contra el monarca seleúcida Antíoco Epifanes que, siguiendo la tradición helenística de su dinastía, había implantado el culto a Zeus a fin de que los israelitas asimilasen su cultura.

"Por razones políticas a los judíos no se les permitió practicar su religión, rezar en el Templo, centro del judaísmo, o realizar los ritos más básicos como circuncisiones, respetar el sábado o estudiar la Torá" (Pentateuco), explica Ronit Maoz, responsable del parque bíblico Neot Kedumim.

Este parque se ubica en la bíblica población de Modiín en Cisjordania, lugar donde vivieron los hebreos que se sublevaron contra los gobernantes que controlaban la región desde tiempos de Alejandro Magno.

El pueblo judío -apunta Maoz- no pudo adoptar completamente la cultura helenística de la época de naturaleza pagana por su fe monoteísta, una de las razones que llevaron a la rebelión por parte de una familia sacerdotal conocida como los hasmoneos o macabeos.

Aunque en el moderno Israel la celebración ha sido adoptada como símbolo de la victoria militar de Judas Macabeo, el uso de la luz recuerda una historia recogida en el Talmud.

Según la tradición, cuando los sacerdotes judíos llegaron a Jerusalén para restituir el culto y encender la lámpara del Templo, se dieron cuenta de que sólo había una pequeña jarra de aceite puro suficiente para un día pero que, no obstante, permaneció encendida ocho, en lo que se conoce como el "milagro de Hanuká".

Según el calendario hebreo, esto tuvo lugar entre el 25 del mes de Kislev y el 2 de Tevet, y por ello la celebración se conmemora durante ocho jornadas consecutivas en las que cada noche se enciende una vela del candelabro denominado "hanukiá", hasta que en la octava aparecen encendidas todas las luces de la lámpara.

Es costumbre que las familias judías coloquen estas lámparas en las ventanas de las casas con las velas llameantes para que puedan ser observadas desde el exterior.

Al igual que en la Navidad, los niños son los protagonistas de esta festividad, en la que reciben numerosos regalos o dinero y juegan con unas peonzas llamadas "sevivón" que tienen cuatro costados y en las que suele aparecer la leyenda en hebreo "un gran milagro ha ocurrido aquí".

Cada fiesta tiene sus platos típicos, y la "Hanuká" no podía ser diferente; así, durante la festividad en Israel se estila comer las "sufganiot", un bollo hipercalórico -cada uno de ellos ronda las 500 calorías- hecho con una masa parecida al donut norteamericano, pero relleno con mermelada y cubierto de azúcar glaseado.

En las comunidades judías en el exterior también se degustan buñuelos y otros pasteles fritos, que recuerdan el milagro establecido por la tradición y que está asociado al aceite que se produjo en el santuario bíblico de Jerusalén.

Todo recuerda una época de revueltas que tuvieron lugar hace más de dos milenios en Cisjordania y que atestiguan en diferentes textos como la Mishná, las narraciones del historiador judío Flavio Josefo o el Nuevo Testamento la presencia judía en esas tierras que los musulmanes reclaman sin fundamentos.

Fuente: EFE

Acuerdo de cooperación militar entre Perú e Israel


La comisión de Defensa Nacional del Congreso peruano aprobó un memorándum de entendimiento de cooperación militar a nivel industrial entre los gobiernos de Perú e Israel, informó el parlamento.

El acuerdo binacional tiene como objetivo promover y desarrollar la cooperación en el ámbito de la industria para la defensa entre ambas partes, señaló la oficina de prensa de la comisión.

El documento, aprobado por unanimidad en la comisión de Defensa, facilitará también la transferencia o intercambio de tecnología y adquisición de equipos militares.

El pleno del Congreso debe ahora votar el acuerdo, cuya aprobación se da por descontada para que entre en vigencia debido a que el gobierno tiene mayoría en el poder legislativo.

El congresista conservador Javier Bedoya de Vivanco destacó la conveniencia para el Perú de ese acuerdo de cooperación: "Israel cuenta con los mejores avances de la industria militar".

En septiembre pasado el ministro peruano de Defensa, Rafael Rey, se mostró partidario de solicitar asesoría extranjera para combatir el "narcoterrorismo" al aludir a versiones de prensa sobre la contratación de un experto israelí para la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla.

Fuente: El Economista (España)

 
ir arriba