PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Olmert: El proceso de paz no avanzará hasta que pare la violencia



Furioso por el asesinato a tiros de dos israelíes en Cisjordania, el primer ministro de Israel advirtió el domingo que el proceso de paz no avanzará hasta que los palestinos controlen a los grupos extremistas.

Las declaraciones de Olmert ensombrecieron así la próxima visita del presidente estadounidense George W. Bush.

El golpe más reciente al proceso de paz se produjo luego de que ambas partes decidieron abandonar otro de los temas más polémicos - el plan de Israel de construir 307 nuevos apartamentos en un barrio judío en el este de Jerusalén, la sección reclamada por los palestinos -, despejando el camino para que se registraran progresos.

El primer ministro israelí Ehud Olmert y el presidente palestino Mahmud Abbas prometieron reiniciar las negociaciones de paz en la conferencia de Medio Oriente realizada en Estados Unidos el mes pasado, con el objetivo de conseguir un acuerdo para finales del 2008. Pero las crisis periódicas han estado obstaculizando los esfuerzos.

El último revés para el proceso fue el asesinato de dos soldados israelíes fuera de servicio a manos de milicianos palestinos en un valle cercano a la ciudad cisjordana de Hebrón.

Hubo dos atribuciones de responsabilidad: una declaración conjunta de Hamas y la Yihad Islámica y otra de las Brigadas de Mártires al-Aqsa, que tiene lazos con el partido Fata de Abbas, un político más bien moderado.

Hablando antes de la reunión semanal del gabinete de Israel, Olmert condenó los asesinatos.

"Mientras la Autoridad Palestina no tome las medidas necesarias y actúe con el vigor necesario contra las organizaciones terroristas, Israel no podrá realizar ningún cambio que le exponga a peligros contra su seguridad", dijo Olmert.

En contraste, el negociador palestino Saeb Erekat manifestó que las negociaciones son la respuesta a la violencia.

"Para lidiar con este asunto entre palestinos e israelíes, nosotros necesitamos la reanudación de un proceso de paz serio", dijo.

En las últimas semanas se han realizado dos reuniones de los equipos negociadores y una cumbre de Olmert y Abbas, tras la conferencia de Maryland.

Después de debatir la política israelí de asentamientos y la construcción en Jerusalén, las dos partes han acordado comenzar a hablar de los asuntos centrales: el estatus de Jerusalén, la suerte de los refugiados palestinos y las fronteras finales, disputas que han obstaculizado años de esfuerzos de paz.

Fuente: AP

Una versión del cuento del Gran Bonete: “¡Yo señor? ¡No señor!... ¿pues entonces quién rellenó esas bolsas?”



La Unión Europea deslinda responsabilidades.
Un camión cargado con seis toneladas y media de nitrato de potasio camufladas en bolsas de azúcar fue detenido en un puesto de control entre Judea y Samaria por las Fuerzas de Defensa y la Agencia de Seguridad israelíes.
Según informó este domingo el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, el destino del cargamento era la Franja de Gaza y los destinatarios los terroristas que actúan en esa zona. Las bolsas que contenían la sustancia química estaban identificadas como de ayuda humanitaria proveniente de la Unión Europea y en teoría eran "bolsas de azúcar".



La Cancillería aseguró que este es un ejemplo de cómo las organizaciones terroristas se aprovechan de la ayuda humanitaria que se brinda a la población palestina con la aprobación de Israel.
El nitrato de potasio, combinado con carbón y azufre, se utiliza para fabricar explosivos. La sustancia suele ser colocada en los cohetes Qassam que grupos terroristas palestinos disparan contra poblaciones de Israel.

Las Cruzadas



A los musulmanes les encanta hablar de las Cruzadas… y a los cristianos les encanta pedir perdón por ellas. Escuchando como relatan esta historia ambos grupos, uno podría creer que los musulmanes estaban ocupándose pacíficamente de sus propios asuntos en tierras que eran legítimamente musulmanas, cuando los ejércitos cristianos decidieron hacerles la guerra santa y “matar a millones”.

La Verdad:


Cada parte de este mito es una mentira. De acuerdo a las reglas que los musulmanes se aplican a sí mismos, las Cruzadas estaban perfectamente justificadas, y los excesos (excesos según los cánones cristianos) palidecen en comparación con el tratamiento que sufrieron históricamente a manos de los musulmanes las poblaciones conquistadas.

He aquí algunos datos rápidos…


La Primera Cruzada comenzó en 1095… 460 años después de que la primera ciudad cristiana fuese invadida por los ejércitos musulmanes; 457 años después de que Jerusalén fuese conquistada por los ejércitos musulmanes; 453 años después de que Egipto fuese tomado por los ejércitos musulmanes; 443 después de que los musulmanes saqueasen Italia por vez primera; 427 después de que los ejércitos musulmanes sometieran a sitio por primera vez a Constantinopla, capital cristiana; 380 años después de que casi toda España fuera conquistada por los ejércitos musulmanes; 363 años después de que Francia fuera atacada por vez primera por los ejércitos musulmanes; 249 años después de que la misma Roma fuera saqueada por un ejército musulmán, y sólo tras siglos de quemas de iglesias, asesinatos, esclavización y conversiones forzadas de cristianos.

Para cuando finalmente comenzaron las Cruzadas, los ejércitos musulmanes habían conquistado dos tercios del mundo cristiano.

Europa había sido acosada por los musulmanes desde los primeros años que siguieron a la muerte de Mahoma. Tan pronto como en 652, los seguidores de Mahoma lanzaron incursiones contra la isla de Sicilia, llevando a cabo 200 años después una ocupación completa que duró más de dos siglos y que estuvo jalonada de matanzas como la de la ciudad de Castrogiovanni, en la que murieron unos 8000 cristianos. En 1084, diez años antes de la Primera Cruzada, los musulmanes desencadenaron otra incursión devastadora contra Sicilia, quemando iglesias en Reggio, esclavizando monjes y violando a las monjas de un convento antes de llevarlas consigo como cautivas.

En teoría, las Cruzadas estaban motivadas por el acoso a los peregrinos cristianos que partían de Europa hacia Tierra Santa, muchos de los cuales fueron secuestrados, hostigados, forzados a convertirse al Islam o incluso asesinados (Compárese esto con la justificación que el Islam hace de sus matanzas sobre la base de que, en tiempos de Mahoma, a los musulmanes se les denegó el acceso a La Meca en sus peregrinaciones).

Los cruzados sólo invadieron tierras que fueron cristianas. Nunca atacaron Arabia Saudita o saquearon La Meca como los musulmanes habían hecho (y continuaron haciendo) con Italia y Constantinopla.

El período de “ocupación” cruzada (de las tierras anteriormente suyas) duró menos de dos siglos. La ocupación musulmana está en su año 1372.

El período de “agresión” cruzada comprende unos 20 años de campaña militar real, gran parte de los cuales se gastaron en la organización y el viaje. (Tuvo lugar en 1098-1099, 1146-1148, 1188-1192, 1201-1204, 1218-1221, 1228-1229, y 1248-1250). En comparación, la Yijad musulmana tan sólo contra la isla de Sicilia duró 75 chirriantes años.

A diferencia de la Yijad, las Cruzadas nunca se justificaron con enseñanzas del Nuevo Testamento. Este es el motivo de que sean una anomalía, un hecho puntual entre catorce siglos de Yijad incansable que comenzaron mucho antes de las Cruzadas y que continuaron bien después de que éstas hubieran terminado.

El mayor crimen de los cruzados fue el saqueo de Jerusalem, en el que se dice que 30.000 personas fueron masacradas. Esta cifra es una enanez comparada con el número de víctimas de la Yijad, desde la India a Constantinopla o Narbona. Sin embargo los musulmanes nunca se han disculpado por sus crímenes y nunca lo harán.

Lo que en otras religiones recibe el nombre de “pecado y exceso” en el Islam es llamado “el deseo de Alá”.

Fuente: Islam the religion of peace

Sus convicciones políticas son más fuertes que sus convicciones religiosas



El Patriarca Michel Sabbah, el principal clérigo del Vaticano en Israel, declaró hace unos días que es una discriminación contra los no judíos el hecho de que Israel se considera el estado judío.
Esta declaración refleja mala intención, ignorancia, hipocresía y descaro, defectos que, por lo general, una persona dedicada a la religión no tiene o no debería tener.
Sabbah es mal intencionado cuando acusa falsamente de discriminación religiosa a Israel ya que alguien como él, que ha vivido toda su vida en esta región, sabe muy bien que en Israel (a diferencia de los países islámicos) no existe religión oficial del estado. Por el contrario hay completa libertad de cultos.
Sabbah demuestra ignorancia cuando asume que la denominación "estado judío" es una definición religiosa, cuando él debería saber que es una definición nacional. Demuestra ignorancia al contradecir al Papa Juan Pablo II quien, en el año 1987, manifestó que los judíos tenían el mismo derecho de ser una nación que todas las otras naciones. Demuestra ignorancia cuando no recuerda que la Declaración de las Naciones Unidas en 1947 pidió el establecimiento de dos estados, uno judío y el otro árabe. Demuestra ignorancia de su propia religión, basada en la Biblia, ya que hace caso omiso de los numerosos versos donde Dios promete la Tierra de Israel a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob.



Sabbah es hipócrita al acusar a Israel de discriminación contra otras religiones cuando él, mejor que nadie, sabe que sus hermanos palestinos musulmanes son los culpables de discriminación y persecución de árabes cristianos, lo que ha provocado la emigración de la mayoría de ellos a otros países. La población de Belén, la cuna del cristianismo, en el año 1948 era 85% cristiana. Hoy los cristianos que aún quedan, muchos de ellos con las maletas listas, no llegan al 15%. Por el contrario, mientras que en todo el Medio Oriente los cristianos están desapareciendo, en Israel hoy el número de cristianos (150,000) es mayor al número que había en el año 1948.
El descaro de Sabbah es de proporciones gigantescas. ¿El representante del Vaticano, estado católico por antonomasia, donde el Papa es soberano absoluto, se atreve a criticar a un país por auto titularse judío? ¿Se ha quejado alguna vez de que varios países, entre ellos algunos de sus hermanos árabes, se auto denominan "islámicos"?
En realidad la declaración de Sabbah no constituye una sorpresa. En una ocasión dijo de los israelíes, "Los expulsaremos al igual que expulsamos a los Cruzados".

Nuestro consuelo es saber que Sabbah no es el peor clérigo cristiano que nos ha tocado la suerte de tener entre nosotros. En 1971 el sacerdote anglicano Elías Khoury fue deportado por haber transportado terroristas que colocaron una bomba en un súper mercado de Jerusalem.



La explosión mató a dos personas e hirió a otras 11. Khoury, luego de ser deportado, fue nombrado obispo de la Iglesia Anglicana en Amman, y posteriormente fue miembro del ejecutivo de la OLP.
Otro sacerdote, cuya caridad cristiana no incluía a los judíos, fue el arzobispo griego católico Hilarión Capucci.



Este religioso fue atrapado in fraganti contrabandeando armas del Líbano a Israel, destinadas a las actividades terroristas de la OLP. Fue enjuiciado y condenado a pena de cárcel, pero, a solicitud del Vaticano, fue puesto en libertad.

Fuente: El blog de David Mandel

אצ"ל

Israel llega a un acuerdo con los captores del soldado Gilad Shalit para lograr su liberación

Durante su viaje a Egipto, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, consiguió hoy establecer un acuerdo entre Israel y los captores del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por milicianos palestinos en junio de 2006, después de siete meses sin que se produjese ningún avance en las negociaciones, según informó la agencia de noticias palestina Maan.

Los mediadores egipcios convencieron a las autoridades israelíes para que liberen a 200 presos palestinos que han estado encarcelados durante un tiempo considerable, muchos de los cuales ocupaban altos cargos en organizaciones militares palestinas.

Israel ha decidido poner en libertad a un primer grupo de 100 presos cuando Shalit sea entregado a las fuerzas de seguridad egipcias, y dejará libres a los otros 100 cuando el soldado sea por fin devuelto a Israel.

El diario árabe Ash Sharq Al Awsat informó hoy de que varios diplomáticos europeos han hablado con un alto cargo de Hamás que se ocupa del caso de Shalit y que dijo que "Israel ha aceptado que el asunto de Shalit no puede tratarse militarmente".

La misma fuente declaró que Israel "finalmente cumplió la mayoría de las demandas de Hamás a pesar del hecho de que sabían que el intercambio de prisioneros fortalecería a Hamás".

Entre los presos que serán liberados se encuentran Abdulá al Barghouthi, responsable de diseñar los explosivos que detonaron en una cafetería israelí de Jerusalén y que mataron a 33 personas; Hasan Salama, que ordenó a milicianos palestinos que se inmolaran en dos autobuses israelíes en Jerusalén, matando a 46 personas; y a Nael Barghouthi, que ordenó a milicianos palestinos que se inmolaran en un hotel de Natanya, por lo que fallecieron 20 personas.

Asimismo, en la lista aparece el hombre fuerte de Al Fatah y fundador de las Brigadas de Al Aqsa, Marwan Barghouthi, que cumple cinco cadenas perpetuas; el secretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina, Ahmad Saadat, al que Israel acusa de estar detrás de la muerte del ex ministro de Turismo israelí Rahvam Zeivi; y Muhammad Sharaka, que dirigía el grupo de Hamás que secuestró y mató a dos soldados israelíes en 1989.

Shalit fue capturado por grupos armados palestinos durante los enfrentamientos del verano de 2006.

Fuente: La Vanguardia


Video de hace unos meses

COMO SE VIVE, SIN DEJAR DE LADO TU IDENTIDAD



Gabriel Hercman, director institucional de la comunidad judía en Bolivia es muy claro al afirmar que el judaísmo es más que una religión o una nación, el califica al judaísmo como una forma de vida y de la misma manera se le exige al judío participar de la sociedad donde vive sin excluirse ni perder su identidad. Por su parte, Hercman califica las relaciones de judíos y católicos como excelentes, teniendo una seriede actividades de las cuales se conoce muy poco.

Sin duda alguna es importante conocer un poco más de cerca el judaísmo y su comunidad, a la que en su momento el Papa Juan Pablo II llamo “nuestros hermanos mayores” en abril de 1986 en la sinagoga de Romay fue reafirmada por Benedicto XVI en su visita a la sinagoga de Colonia en agosto del 2005: “deseo confirmar también en esta circunstancia mi intención de continuar el camino hacia una mejora de las relaciones y de la amistad ….no olvidar nuestras raíces comunes y el rico patrimonio espiritual que compartimos judíos y cristianos”.

CB: Durante la segunda guerra mundial debido a la triste pero celebre holocausto muchos judíos tuvieron que abandonar sus países de origen en Europa escapando a la masacre ¿Cuándo y cómo llega la comunidad a Bolivia?

GH:En Bolivia la comunidad se va estableciendo antes y durante la segunda guerra mundial, cuando los judíos era perseguidos en Europa; fue Bolivia uno de los países que abrió las puertas entregando las visas para que puedan llegar aquí. Se estima que entre la década de los cuarenta llegaron entre 12.000 a 15.000 judíos. La presencia de la comunidad judía siempre ha sido muy fuerte es una presencia muy participativa, el judío siempre participa de la sociedad. Para mi es un gran orgullo mantener la identidad dentro del lugar donde uno vive y participando de lo que a uno le toca vivir.

CB: ¿Cuál es la relación de la comunidad judía con la iglesia católica?

GH:Como comunidad judía participamos activamente de la mesa de diálogo interreligiosa, la comunidad siempre ha sido protagoniza este dialogo junto a otras religiones; la comunidad esta abierta al intercambio, al libre pensamiento a la participación conjunta. La comunidad judía en Bolivia tiene una excelente relación con la iglesia católica,somos muy bien recibidos por los obispos católicos, el pasado mes de febrero hemos participado de un evento con el Cardenal Terrazas. La relación es de puertas abiertas, de mano tendida, aún recuero el encuentro de Juan Pablo II con la comunidad judíacuando visitó Bolivia en 1988. También destaco la acogida y el intercambio de parte de Mons.Scapolo,Nuncio Apostólico en Bolivia. Nosotros participamos activamente de charlas y seminarios en la Universidad Católica Boliviana y el Seminario San Jerónimo, el pasado mes de julio realizamos un tema de capacitación para los primero cursos de este seminario de dos días donde hubo un amplio dialogo acerca de varios temas como el rol de las religiones tradicionales en el futuro o de porque para nosotros Jesús no es el Mesías. Sin duda alguna tenemos mucha actividad y un permanente intercambio, más de lo que la gente se imagina. Es necesario que entendamos que nadie puede vivir sin el otro en cuanto nos encerremos y nos ensimismamos en nuestras propias ideas o formas de pensar estamos aislados del mundo, yo creo que lo mejor que le puede pasar al ser humano es conocer y saber, esa es la única forma de desarrollarse intelectualmente y es lo único que nos da capacidad para poder sentarnos y dialogar.Seamos distintos de manera inteligente entendiendo que la diferencia es lo que enriquece, es en la diferencia o intercambio de experiencias donde encontramos cosas que enriquecen a nuestras propias comunidades.

CB: Repitiendo lo que Ud. menciona acerca de la participación del judío en la sociedad donde vive, ¿Cómo sigue la comunidad los acontecimientos políticos y sociales que atraviesa el país?

GH:Con el tema de la Asamblea Constituyente, nosotros hemos tenido charlas con la Iglesia Católica y la comunidad Islámica básicamente con el tema de la libertad de culto. Como comunidad nosotros no participamos en política, esto no nos interesa, a nosotros nos interesa participar de la sociedad. Debemos entender que los movimientos sociales no son campesinos, cocaleros u obreros solamente; las comunidades religiosas son parte de los movimientos sociales, pero eso depende de cada una y de como cada comunidad quiere participar del movimiento social. Nosotros en Bolivia estamos dispuestos a participar de los cambios que se producen constantemente en el país, algunos de estos cambios los vemos no comunidad sino como personas integrantes de la comunidad,porque entendamos hay distintas opiniones con relación a estos cambios, algunas medidas simpatizan otras no. Como movimiento social nuestra comunidad participa eligiendo cual es el rol que queremos tener; por ejemplo si existe alguna inundación entonces realizamos una campaña para ayudar y solidarizarnos con dicha situación. Todos los años la comunidad apadrina la Ciudad del Niño Jesús, que para nosotros es una iniciativa que cumple un rol social y participamos de forma activa desde este soporte social por lo tanto somos parte de los movimientos sociales. En mi opinión las comunidades religiosas son parte de los movimientos sociales y esta mal que no se nos tengan en cuenta, creo que las comunidades religiosas como la judía o musulmana deberían tener un marco de consulta u opinión dentro de las esferas gubernamentales no para generar políticas de estado sino para ser un permanente foro de consulta sobre políticas sociales, culturales. Debería o talvez crearse una “mesa de concertación nacional” donde la comunidad política, religiosa, educativa, campesina, tengan una participación y nadie quedara excluido y esto no solo debería darse en Bolivia sino en otros países donde existe ausencia de estas iniciativas.

CB: ¿Cual la reflexión que da como representante de la comunidad judía a la sociedad boliviana?

GH:Nuestra presencia en Bolivia tiene cerca de 70 años y a través de este tiempo siempre hemos participado de las sociedad en forma activa, positiva y propositiva como profesionales, empresarios y como comunidad. Nos interesa seguir participando de un cambio que sea favorable e inclusivo, de un cambio que cambie la imagen de Bolivia hacia el mundo, de una cambio que permita a Bolivia insertarse de manera positiva en el concierto de naciones, de movimientos sociales; nosotros formamos parte de lo que es Bolivia y vivimos en Bolivia como cualquier otro ciudadano. Cuanto más podamos aportar más felices estaremos, porque somos concientes de una cosa: Bolivia abrió las puertas durante la segunda guerra mundial a nuestros abuelos, bisabuelos que llegaron de Europa escapando de la muerte; siempre hemos vivido tranquilos sin ser discriminados o señalados como judíos al contrario siempre participando e incluidos en la sociedad. El trabajo, la honestidad, la comprensión, el respeto, el crecimiento, generar mayor inclusión, justicia social forma parte de nuestra identidad y tiene que ver con las leyes del judaísmo. El deseo de que Bolivia pueda salir adelante, que pueda crecer y tener mayor oportunidad para todos, mayor justicia social, eso es lo que tratamos de hacer día a día, si logramos hacerlo todos, estaremos todos felices.

Fuente: CJL

SIN CUPO EN RUTA AEREA CARACAS-TEHERÁN



El presidente de Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), Franklin Fernández, aseguró que la ruta Caracas-Damasco-Teherán se ha convertido en una opción que está siendo rentable. Fernández indicó que ese itinerario, que surgió como una decisión conjunta de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, e Irán, Mahmoud Ahmadinejad, abrió un mercado para 10 millones de personas que pueden viajar a cualquier país de Medio Oriente sin tener que hacer escala ni esperar en los aeropuertos europeos. "Semanalmente están viajando 220 pasajeros en la ruta desde Caracas hacia Damasco y Teherán", señaló Fernández en Venezolana de Televisión. Este itinerario comenzó a realizarse a principios de año en cooperación con la compañía Irán y la tarifa más económica es de 930 dólares.

Entre los planes de crecimiento y expansión de Conviasa para 2008 está la ampliación de los destinos hacia los países de Suramérica, que prevé cubrir Brasil, Argentina y Colombia, así como Aruba, República Dominicana y Madrid, España.

La Vida de Mahoma: Una Verdad Inconveniente

Los Orígenes

Para comprender al Islam se deben comprender las duras circunstancias que rodearon su nacimiento. La Península Arábiga en tiempos de Mahoma (antes de 570 DC) era una región inhóspita y desolada que por el día sufría un sol abrasador y un calor opresivo, y por la noche un frío escalofriante. El crecimiento vegetativo era muy pequeño y los habitantes nómadas vivían entre rocas serradas y dunas de fina arena.

Mientras Europa y gran parte de Oriente Medio se encontraban en plena transición entre los imperios romano y bizantino, disfrutando de carreteras, canales de irrigación, acueductos, y una cultura que incluía la disquisición filosófica y el teatro, los árabes vivían vidas cortas y brutales agrupados en tribus belicosas y tenían muy poco que ofrecer al resto del mundo más allá de su propia existencia austera.

Esto explica la inherente hostilidad que muestra el Corán a la música y el arte. Hostilidad que ciertos extremistas, como los talibanes, se han tomado literalmente. Esta religión que no anima a la búsqueda del conocimiento fuera de ella misma ha sido descrita en ocasiones como “la religión que no ha producido nada sino religión”.

Un clima nada hospitalario protegió a la Península Arábiga de las conquistas y la influencia cultural, aunque los persas lograron imponer un lenguaje escrito a lo largo de las franjas costeras que será el origen del árabe. Ningún ejército extranjero consideró que mereciese le pena arrebatarles un puñado de ovejas y cabras a estos guerreros del desierto, de modo que el área se mantuvo notablemente aislada. Los árabes se perdieron el renacer del conocimiento que el resto del mundo había estado experimentando desde que resurgió la cultura griega, ya que dedicaban todas sus energías a la lucha diaria por la supervivencia contra otras tribus y con el despiadado entorno.

Para este pueblo la moralidad la dictaba únicamente la necesidad, y las obligaciones no se extendían fuera de los límites de la propia tribu. Ésta es una de las bases fundamentales de la actitud islámica hacia los no musulmanes, incluyendo el principio moral por el cual la ética de cualquier acto la determina únicamente si éste beneficia o no a los musulmanes.

En Arabia existían tradiciones paganas, particularmente entre los habitantes de centros comerciales tales como La Meca y Medina. La Kaaba, la estructura cúbica de La Meca que guarda una roca negra, era adorada por ciertas tribus mediante un ritual de circunvalación que fue posteriormente adoptado por los seguidores de Mahoma. Igualmente Alá era el nombre que se le había dado al dios-luna muchos siglos antes de los tiempos de Mahoma.

Mahoma crearía el Islam basándose en estas rudas prácticas paganas, así como en elementos teológicos básicos del Cristianismo y el Judaísmo, siempre de acuerdo a su propia (y a menudo imprecisa) comprensión de los mismos. Su errónea interpretación del Cristianismo, por ejemplo, se atribuye frecuentemente a una experiencia temprana con cultos heterodoxos y marginales de la región de Palestina.

Los Primeros Años en La Meca

Mahoma nació en La Meca alrededor del 570 DC. Creció como un
huérfano pobre en los márgenes de una sociedad controlada por jefes tribales y mercaderes. Trabajó para su tío como camellero. Aunque su tío disfrutaba de una cierta posición en la comunidad, Mahoma no ascendió en la escala social hasta los 25 años, cuando conoció a una viuda rica 15 años mayor que él y se casó con ella.

Tras haber conseguido una vida cómoda y el tiempo ocioso que proporciona la riqueza, Mahoma comenzaría a retirarse de vez en cuando para pasar períodos de meditación y contemplación. Un día, con unos cuarenta años de edad, le contó a su mujer que había sido visitado por el Arcángel San Gabriel. Así comenzó una serie de revelaciones que durarían hasta su muerte. El Corán se basa en las tradiciones orales de estas revelaciones. Los Hadices son unas colecciones de narraciones y hechos de la vida de Mahoma. La Suna es su supuesto modo de vida.

Con la influencia y el apoyo de su mujer, Mahoma comenzó a intentar convertir a los que lo rodeaban a su nueva religión –una amalgama de teología judeo-cristiana y tradiciones paganas que creció en complejidad con el paso del tiempo. Al principio hizo todo lo que pudo para alcanzar un compromiso entre sus enseñanzas y las creencias dominantes de los ancianos de la comunidad, como por ejemplo combinar y reunir sus trescientos ídolos bajo el nombre de “Alá”. Sin embargo esto no fue suficiente para evitar la animadversión de los jefes más influyentes de La Meca, que se burlaron de él señalando sus orígenes humildes en contraste con sus pretenciosas afirmaciones de ser un profeta.

Al principio Mahoma sólo tuvo éxito con sus amigos y parientes. Después de trece años, el “predicador callejero” sólo podía jactarse de haber conseguido unos 70 seguidores, que eran llamados los Musulmanes (sumisos).

Las relaciones con los habitantes de La Meca se volvieron especialmente agrias tras un episodio conocido como el de “los versos satánicos”. En éste, Mahoma se avino a reconocer a los dioses locales junto con Alá, lo que encantó a las gentes de La Meca que generosamente dieron la bienvenida a su nueva postura. Sin embargo Mahoma cambió pronto de parecer tras comprobar que su propia gente comenzaba a perder su fe en él. Alegó que Satán había hablado a través de su cuerpo y retiró su reconocimiento a los dioses de La Meca.

Los habitantes locales intensificaron entonces sus burlas hacia los musulmanes haciéndoles la vida imposible. Aunque hoy en día los mahometanos utilizan a menudo la palabra “persecución” para describir este calvario (de forma justificada, en ciertos casos) es importante hacer notar que ningún habitante de La Meca mató jamás a un musulmán durante este período, lo que es una fuente de vergüenza para los musulmanes dado que Mahoma fue el primero en emplear la fuerza letal… y en un período posterior, cuando era innecesario.

En consecuencia, las narraciones que pretenden ser comprensivas para con los sucesos de los primeros años en La Meca, suelen exagerar la lucha de los musulmanes con afirmaciones tales como que se encontraban “bajo una constante tortura”. Eso es en cualquier caso muy poco probable dado que la única musulmana que murió fue una anciana que “cayó prematuramente” a causa del estrés, no por una tortura física (la propia hija de Mahoma moriría de un modo similar por el acoso de los propios musulmanes poco después de la muerte de éste).

Los narradores y cineastas modernos (como los responsables de la película de 1976 The Message –en España: Mahoma el Mensajero de Dios) son conocidos por inventarse asesinatos ficticios de musulmanes en La Meca, ya sea para dramatizar su propia fábula o para dar una justificación a lo que siguió a continuación. Sin embargo la verdad es que el único musulmán cuya vida estuvo realmente en peligro fue Mahoma –y tan sólo después de trece años de predicar contra la religión dominante.

Mahoma huyó finalmente de La Meca a Medina en 622, un viaje conocido como la Héjira. Su pequeño grupo de seguidores se desplazó con él.

Medina y el Origen de la Yijad (Guerra Santa)

Resentido por el rechazo de su propia ciudad y de su tribu, fue en Medina donde el mensaje de Mahoma comenzó a hacerse más intolerante y despiadado –particularmente en la medida en que aumentaba su fuerza.

Para financiar sus esfuerzos por alcanzar el poder, Mahoma envió a sus seguidores a asaltar caravanas de La Meca durante los meses sagrados, cuando menos podrían esperarlo las víctimas. Recibió unas muy convenientes revelaciones que permitían a su gente asesinar y robar a caravaneros inocentes si era para servirle a él. Como consecuencia, los que lo rodeaban fueron desarrollando gradualmente su codicia por los bienes que podían obtenerse como botín de guerra, incluyendo comodidades materiales y mujeres y niños esclavos.

A menudo los cautivos capturados tras la batalla serían conducidos ante el auto-proclamado profeta, en cuya presencia suplicarían por sus vidas arguyendo, por ejemplo, que nunca habían tratado a los musulmanes del modo del que se les acusaba. Los Hadices son muy claros en este punto y presentan a un Mahoma inconmovible por las súplicas que ordena sus muertes de igual manera, frecuentemente mediante horribles métodos. En una ocasión ordena el asesinato de un hombre mientras le dice que “el fuego del infierno” será el que se encargue de su hija huérfana.

Los ataques contra las caravanas precedieron a la primera gran batalla en la que tomó parte un ejército musulmán, la Batalla de Badr. Los mecanos habían enviado su ejército a este lugar para proteger sus caravanas de los merodeadores musulmanes. Aunque los sumisos de hoy gustan de afirmar que atacaron tan sólo en defensa propia, resulta evidente que las cosas no ocurrieron de ese modo en aquel entonces. De hecho, Mahoma se vio obligado a espolear a sus reticentes guerreros con la promesa del Paraíso y dándoles garantías de que su religión era más importante que las vidas de los demás.

La Consolidación del Poder

Mahoma derrotó al ejército de La Meca en Badr, lo que lo envalentonó para dividir y conquistar a las tres tribus judías de Medina, que habían cometido el error de aceptar su presencia aunque rechazando su carácter de profeta. Éstas tribus eran los Banu Qaynuqa, los Banu Nadir y los Banu Quyrayza. El modo en que cada tribu halló su destino resulta muy ilustrativo para comprender el funcionamiento de la mentalidad musulmana en sus relaciones con los no musulmanes.

Para intentar ganar su apoyo, Mahoma predicó por un breve espacio de tiempo que cristianos y judíos podrían alcanzar la salvación a través de su propia fe. De hecho, cambió la dirección de rezo de sus seguidores de La Meca a Jerusalén, lo que apuntaló la tolerancia de los judíos hacia su persona mientras trabajaba subrepticiamente para hacerse con el poder que le permitiera dominarlos. Con posterioridad, y dado que los judíos finalmente rechazaron su religión, revocó estas concesiones y enseñanzas iniciales. Los pocos versículos tempraneros que en el Corán hablan de tolerancia son abrogados por versos posteriores tales como el 9:29.

Los Qaynuqa fueron expulsados de sus hogares y de su tierra con el pretexto de que uno de los suyos había acosado a una mujer musulmana. Previamente el ofensor había muerto a manos de un musulmán, aunque este mismo musulmán sería asesinado posteriormente por los judíos en represalia por la primera muerte. Después de cercar a la comunidad entera y derrotar a esta tribu, Mahoma quiso dar muerte a todos sus miembros varones, pero fue disuadido por un compañero –algo que después le sería “reprochado” por Alá. Los Qaynuqa fueron forzados a exiliarse y los musulmanes se hicieron con sus bienes y posesiones, apropiándoselas. Mahoma se reservó para sí un quinto de todo lo robado.

Este episodio ayudó a enraizar dentro del Islam el inmaduro principio de la identidad de grupo, mediante el cual cualquier miembro de una religión o unidad social externa al Islam es tan culpable como aquel de sus compañeros que personalmente insulte o dañe a un musulmán –y tan merecedor de castigo como él. Y los castigos de Mahoma habitualmente no eran proporcionales al crimen cometido.

Los miembros de la segunda tribu, los Banu Nadir, fueron acusados de planear la muerte de Mahoma a pesar de que nadie perdió la vida en el asunto. Con esta excusa cercó su comunidad obligándolos a rendirse. Al igual que los Qaynuqa, estos medinenses autóctonos fueron expulsados de sus hogares y tierras por los advenedizos musulmanes, quienes retuvieron para sí todo cuanto pudieron.

Sirva lo siguiente como ejemplo definitivo de cuál es la consideración del engaño dentro del Islam: un contingente superviviente de los Banu Nadir (dirigidos por Usayr ibn Zarim) fue engañado para dejar su fortaleza con la promesa de unas conversaciones de paz. Sin embargo el contingente de musulmanes enviado por Mahoma para escoltarlos los masacró con facilidad una vez las víctimas habían bajado la guardia.

La Masacre de los Qurayza

Para la época en que los Banu Qurayza encontraron su destino, Mahoma era rico y poderoso como resultado de su derrota de las otras dos tribus.

Los judíos de los Banu Qurayza probaron la cólera de Mahoma después de que una parte de los mismos apoyara, no con mucho entusiasmo, a los ejércitos de La Meca durante el sitio de Medina (la Batalla de la Zanja). Presumiblemente los que adoptaron esta postura estaban intentando evitar los designios que Mahoma albergaba en su contra tras haber visto lo que había hecho al resto de judíos.

Aunque posteriormente se rindieron de forma pacífica a los musulmanes, Mahoma determinó que todos los hombres de la tribu debían ser ejecutados junto con cada chico que hubiera alcanzado las primeras fases de la pubertad (entre los doce y catorce años). Hizo que se cavara una fosa en las afueras de la ciudad y que las víctimas fueran llevadas allí en varios grupos. A cada uno se lo obligó a arrodillarse para después ser decapitado y arrojado a la zanja junto con su cabeza.

Entre 700 y 900 hombres y niños fueron masacrados por los musulmanes tras haberse rendido.

Los niños supervivientes se transformaron en siervos de los musulmanes, y las viudas en esclavas sexuales de los asesinos de sus maridos. Incluida una chica judía, Reihana, que se convirtió en una de las concubinas personales de Mahoma la misma noche que su marido fue asesinado. Aparentemente el Profeta del Islam “disfrutó de sus encantos” (esto es, la violó) mientras la ejecución de su pueblo estaba teniendo lugar.

Las mujeres eran en gran medida como cualquier otra posesión obtenida en una batalla, y sus captores podían hacer con ellas cualquier cosa que les placiese. Mahoma ordenó que una quinta parte las mismas le fueran reservadas a él, muchas de las cuales se convirtieron en sus esclavas sexuales junto con sus doce esposas. A algunas las repartió entre otros como una limosna.

En un determinado momento tras una batalla, Mahoma dio instrucciones acerca de cómo debía violarse a las mujeres capturadas, explicándoles a sus hombres que no debían preocuparse por practicar el coitus interruptus dado que “Alá ha escrito quien va a ser creado”.

Siguiendo a la batalla contra los Hunain, en una época posterior de la vida de Mahoma., sus hombres se mostraron reticentes a violar a las mujeres capturadas delante de sus maridos (quienes al parecer seguían vivos para ser testigos de esta abominación). Sin embargo, Alá fue al rescate otorgándole a Mahoma una oportuna “revelación” que lo permitía. (Éste es el origen de la sura 4:24 según Abu Dawud 2150).

El Origen del Imperialismo Islámico

Las tribus que rodeaban a los musulmanes comenzaron a convertirse al Islam buscando su supervivencia. Los que no lo hicieron fueron progresivamente derrotados por las armas siguiendo un patrón que se convirtió en el esquema para el establecimiento exitoso del Islam como religión mundial. Típicamente la confianza del enemigo se ganaba mediante medidas no intrusivas por las cuales los musulmanes se insertaban a sí mismos en el seno de una comunidad extranjera, profesando respeto por las tradiciones locales y sus estructuras políticas. Al comenzar a ganar poder, sin embargo, dividían las lealtades y ejercían violencia para adquirir así la supremacía local.

Las excusas para las campañas militares comenzaron a desaparecer hasta prácticamente no existir en absoluto. Mahoma explicó a sus seguidores que los musulmanes estaban destinados a dominar otros pueblos, lo que aparentemente fue la fuerza impulsora que alentó la Yijad.

La demostración más contundente de lo anterior es la conquista brutal del pueblo de Khaybar, una pacífica comunidad campesina que no estaba en guerra con los musulmanes. A pesar de lo anterior, Mahoma marchó contra ellos cogiéndolos por sorpresa y derrotándolos fácilmente. Mató a muchos de los hombres simplemente por haber defendido su ciudad y esclavizó a las mujeres y los niños.

Mahoma sospechó entonces que el tesorero de la ciudad se guardaba algo, e hizo que sus hombres torturaran bárbaramente al pobre tipo encendiendo una hoguera sobre su pecho, hasta que finalmente éste reveló la localización del tesoro escondido. Posteriormente, el Profeta del Islam lo decapitó y “se casó” con su mujer el mismo día en que ésta se había convertido en viuda (primero la obligaron a pasar por las manos de uno de sus lugartenientes). Dado que el padre de la mujer también había sido asesinado por Mahoma no es muy exagerado decir que el amor verdadero tuvo muy poco que ver con esta “boda”.

Una Vida de Hedonismo y Narcisismo

La vida personal de Mahoma se convirtió en un cuadro de hedonismo y exceso, todo ello justificado por frecuentes “revelaciones”.

Este hombre, que previamente había justificado a lo largo de su carrera su condición de profeta diciendo que él “no buscaba recompensa” de otros, cambió de discurso y comenzó a demandar un quinto de todo botín tomado a las tribus conquistadas. De acuerdo a sus biógrafos desarrolló una importante obesidad mientras vivía de su enorme parte de esos bienes tan mal adquiridos.

En un lapso de doce años se casó con once mujeres y se hizo con una auténtica colección de esclavas sexuales. Cuando quería una mujer, incluso aunque fuera la esposa de otro hombre, su propia nuera, o una niña de seis años, era capaz de justificar su lujuria y la consumación obligatoria con una apelación a un deseo revelado por Alá relacionado con su vida sexual –deseo que fue preservado en el Corán, a partir de entonces y para siempre, con objeto de que fuera fielmente memorizado por unas futuras generaciones para las que no tiene relevancia posible.

(Seguramente para el musulmán sincero debe de ser una fuente de vergüenza el que Alá tuviese, de forma tan evidente, más interés en la vida sexual de Mahoma que en la tolerancia. También existen muchos más versos que abogan por “combatir por la causa de Alá” que los que hablan de mostrar amor por la gente. Asimismo Alá también anima a practicar el sexo con esclavos).

Mahoma también hizo ejecutar a sus críticos, incluyendo poetas. Una de ellos fue una madre de cinco niños que fue apuñalada hasta la muerte por un sicario de Mahoma tras serle arrancado de su pecho un bebé al que amamantaba. Otros inocentes fueron asesinados simplemente porque eran de una religión diferente.

El doble rasero del Islam, que hoy resulta tan reconocible, fue sembrado por su Profeta durante su vida. Un ejemplo sería la muerte de Um Kirfa, una mujer de mediana edad que tuvo la mala suerte de ser la tía de un caudillo tribal que atacó una de las caravanas de Mahoma (de modo similar a como Mahoma asaltaba otras).

Sin darse cuenta de la evidente ironía, Mahoma no se tomó muy bien el haber sufrido lo mismo que él había estado haciendo a los no musulmanes. Hizo que las piernas de la mujer fueran atadas separadamente a un par de camellos para entonces lanzarlos en direcciones opuestas desgarrando el cuerpo de la mujer en dos. También asesinó a sus dos jóvenes hijos –presumiblemente de alguna forma horripilante.

Los musulmanes de hoy han heredado este legado de egoísmo e indiferencia para con los que están fuera de la fe. Pueden estar de acuerdo o no con los ataques terroristas contra los no musulmanes, pero están prácticamente unidos en su creencia de que las víctimas no tienen derecho a contraatacar, incluso aunque sea en defensa propia.

La Toma de La Meca

Aunque muchas de las tribus árabes y judías fueron eliminadas y absorbidas mediante la victoria militar y la conversión forzosa, la ciudad de La Meca requería un tipo de estrategia diferente.

En 628, seis años después de su huida, se permitió a los seguidores de Mahoma volver a entrar en la ciudad gracias a un acuerdo por el cual éste prescindía de su título de “Profeta de Alá”. Se trataba de una estratagema temporal que le permitió ganar un punto de apoyo político dentro de la ciudad mediante las mismas actividades de “quinta columna” que todavía hoy son empleadas por organizaciones como el Consejo de Relaciones Islámico-Americanas (Council on American Islamic Relations o CAIR), que usan el lenguaje de tolerancia religiosa de su anfitrión para disfrazar una agenda ulterior. Una agenda que incluye la discriminación sistemática contra los no musulmanes.

Que Mahoma hiciera concesiones a los mecanos decepcionó a muchos de sus seguidores, que no comprendían que esto encajaba perfectamente con sus objetivos finales de dominación. Fue durante esta época cuando condujo la campaña contra los Khaybar para mitigar sus ansias de sangre y pillaje.

Técnicamente, Mahoma fue el primero en romper el tratado con los mecanos cuando violó la parte que le impedía aceptar miembros de otra tribu dentro de su campo. Aunque no tenía la obligación de hacerlo, el Profeta del Islam obligó a la otra parte a ceñirse estrictamente a la letra de la ley, particularmente después de que amasase un poder de conquista aplastante.

La excusa que finalmente empleó Mahoma para introducir sus ejércitos en La Meca le vino dada cuando una tribu aliada de los mecanos realizó una incursión contra una tribu aliada con los medinenses. A pesar de que un auténtico hombre de paz habría considerado que su enemigo no quería la guerra, y habría usado medios no violentos para resolver la tensión respetando su soberanía, Mahoma únicamente quería poder y venganza.

Éste se convirtió en el patrón de la espectacular expansión del Islam que siguió a la muerte de Mahoma. Los musulmanes conquistarían una región y firmarían “tratados de paz” con sus nuevos vecinos. Entonces, y una vez que se sintiesen confiados en su fuerza militar, buscarían una excusa para provocar un conflicto y renovar la agresión.

Siguiendo a la rendición de La Meca, Mahoma hizo matar a aquellos que previamente lo habían insultado. Una de las personas sentenciadas fue su anterior amanuense, quien había escrito las revelaciones que Mahoma sostenía que provenían de Alá. Este escriba había recomendado en el pasado hacer unos cambios en el estilo que indicaba Mahoma (basándose en la mala gramática y en el lenguaje tan poco elocuente que usaba Alá). El “profeta” se mostró de acuerdo, provocando que el escriba apostatara dado que, en su opinión, unas revelaciones reales deberían haber sido inmutables.

Aunque el amanuense escapó de la muerte “convirtiéndose al Islam” a punta de espada, otros no tuvieron tanta suerte. Uno de ellos fue una joven esclava que fue ejecutada por orden de Mahoma porque había escrito canciones mofándose de él.

En lo que también se convertiría en el modelo para futuras conquistas militares musulmanas, a aquellos mecanos que no se convirtieron al Islam se les exigió que pagasen un impuesto (la jizya) y que aceptasen una condición de ciudadanos de tercera clase. De forma nada sorprendente, casi toda la ciudad –que previamente había rechazado su mensaje-“se convirtió” inmediatamente al Islam una vez que Mahoma hubo regresado espada en mano.

Hasta el día de hoy no se permite a gente de otras religiones el acceso a La Meca, la ciudad en la que Mahoma fue libre de predicar en contradicción con la religión establecida. El Islam es mucho menos tolerante que incluso las fes más primitivas a las que suplantó. Una persona que predicase el politeísmo árabe original en las calles de La Meca de hoy sería rápidamente ejecutada.

La Yijad y la Jizya

De forma elocuente Mahoma legó algunos de los versos más violentos del Corán siguiendo a su ascensión al poder, cuando no existía ninguna amenaza para los musulmanes. La novena sura del Corán exhorta a los mahometanos a hacer la Guerra Santa (Yijad) y dominar a otras religiones:

“Combate a aquellos que no creen en Alá, ni en el último día, ni prohiben lo que Alá y Su Mensajero han prohibido, ni siguen la religión de la verdad, salvo a aquellos que han recibido el Libro, hasta que paguen el tributo en reconocimiento de [nuestra] superioridad y de que ellos se encuentran en un estado de sometimiento” (9:29)

El verso que sigue al anterior maldice a los cristianos y judíos refiriéndose a ellos literalmente y dice que “puede que Alá los destruya” (al igual que en otras secciones del Corán no está claro si es Alá o Mahoma quien habla).

Mahoma ordenó que 30.000 hombres marchasen contra tierras cristianas (que en aquel momento eran bizantinas). Es posible que se creyese algunos falsos rumores acerca de un ejército formado en su contra, pero no existe ninguna evidencia en absoluto de que se hubiera reunido una fuerza tal. Sin embargo Mahoma sojuzgó a la población local y los extorsionó a cambio de protección –algo que ha llegado a ser conocido como la jizya (un impuesto que los no musulmanes deben pagar a los musulmanes).

Otro episodio de este período que ofrece un mejor entendimiento del legado de Mahoma es la conversión forzada de los Al-Hariz, una de las últimas tribus árabes en resistir contra la hegemonía musulmana. Mahoma concedió al jefe de la tribu tres días para aceptar el Islam antes de enviar su ejército a destruirlos.

Sorpresa: ¡todo aquel pueblo aceptó de inmediato la Religión de la Paz!

El Legado del Imperialismo Islámico

Mahoma murió de unas fiebres a la edad de 63 años, cuando su violenta religión estaba ya firmemente enraizada en tierras árabes. A través de sus enseñanzas sus seguidores contemplaron la vida mundial como una constante batalla física entre la Casa de la Paz (Dar al-Salaam) y la Casa de la Guerra (Dar al-Harb).

Durante los siguientes catorce siglos, el legado sangriento de este extraordinario individuo constituiría un desafío constante a quienes vivían en las fronteras del territorio bajo control del Islam. La violencia de los ejércitos musulmanes visitaría a diferentes pueblos a lo largo de Oriente Medio, el Norte de África, Europa y llegaría a penetrar en Asia hasta el subcontinente indio, en lo que es todo un tributo a su fundador, quien aprobaba la dominación, la violación, el asesinato y la conversión forzosa para propagar su religión.

En palabras de Mahoma: “Se me ha ordenado combatir a los pueblos hasta que digan: ‘Nadie tiene derecho a ser adorado sino Alá’. Y si tal dicen, si rezan con nuestras plegarias, si se postran de acuerdo a nuestra Qibla y matan como nosotros matamos, entonces su sangre y propiedades serán sagradas para nosotros y no nos inmiscuiremos en sus asuntos” (Bukhari 8:387)

Ciertamente ésta es la base no sólo para las modernas campañas de terrorismo contra los infieles occidentales (e hindúes y budistas) sino también para la amplia indiferencia que muestran los musulmanes de todo el mundo hacia esta violencia, lo cual es obviamente un factor facilitador de la misma.

Como afirmó recientemente Abu Bakar Bashir, un predicador indonesio: “si Occidente quiere tener paz, entonces deben aceptar la dominación islámica”.

Fuente: Islam: the religion of peace

Israel: Nuevas tecnologías para la conservación del agua


En un mercado mundial que mueve 504.000 millones de dólares anuales, las empresas israelíes que exportan tecnologías del agua se sitúan a la vanguardia y en 2007 lograron ventas por 1.100 millones de dólares, un 28% más que el año anterior. En 2006 las exportaciones de Israel en este segmento habían totalizado 850 millones de dólares, determinó un estudio del Ministerio de Industria, Comercio y Trabajo. La cuarta exposición de la Conferencia de Tecnologías Hídricas y Control Ambiental (WATEC, por su sigla en ingles), realizada en Tel Aviv entre el 30 de octubre y 1 de noviembre pasado, permitió conocer las innovaciones tecnológicas en este campo. En la muestra pudieron verse desde bacterias que iluminan el agua ante la presencia de contaminantes desarrolladas por la empresa CheckLight hasta cercas de seguridad para proteger reservas acuíferas ante ataques terroristas, como propone la compañía Magal. Según distintos analistas y expertos, el agua dulce y potable es el próximo recurso que originará conflictos en el mundo, por lo que varios países destinan crecientes partidas presupuestarias para proteger sus recursos hídricos.


Argentina, por ejemplo, modificó su doctrina militar y comenzó a reorganizar sus fuerzas armadas para custodiar sus recursos disponibles, como el 19% del Sistema Acuífero Guaraní, uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo, con un área total de 1.190.000 kilómetros cuadrados entre los países del Mercosur, bloque también integran Brasil, Paraguay y Uruguay. Brasil tiene 29.000 metros cúbicos de agua dulce por habitante y Argentina supera los 7.000, mientras que Israel sólo alcanza 115, según datos del Banco Mundial correspondientes al año 2005. Por los escasos recursos hídricos y las zonas desérticas israelíes, cada vez más empresas se lanzan al desarrollo de productos para la protección, conservación, tratamiento y recuperación del agua. Netafim, avocada a los sistemas de riego, revolucionó la industria del agua hace 40 años con el diseño de un sistema que transfiere agua a través de pequeños hoyos en un laberinto de tuberías bajo la superficie sembrada, lo que permitió reducir la evaporación y optimizar el riego.



"Inventamos el sistema de irrigación por goteo. La compañía creció hasta alcanzar 500 millones de dólares en ventas este año, la mayor parte por exportación”, relató una representante de la empresa, Idit Gavrielli, al diario Israel21c. Netafim es una de las protagonistas en el comercio entre Israel y el Mercosur, que verán potenciado el intercambio de mercaderías y servicios desde la reciente firma de un tratado de libre comercio entre el país y el bloque sudamericano.
"Israel es un líder en tres áreas distintas,” dijo Ori Yogev, fundador de Whitewater, un consorcio empresarial dedicado íntegramente al desarrollo de productos y tecnologías relacionadas con recursos hídricos. ”En los sistemas de riego de bajo volumen (como los de Netafim o Plastro), Israel es el número uno por lejos,” señaló. Agregó que en la recuperación de agua también se encuentra a la vanguardia, “reciclando el 70% de su consumo de agua a diferencia de Estados Unidos, que sólo recupera la décima parte del agua consumida”. El tercer campo que lidera es el de protección y seguridad del agua, según Yogev. La Agencia para la Protección del Medioambiente estadounidense (EPA, por su sigla en ingles) destinó gran cantidad de fondos para crear sistemas de alarma capaces de monitorear en tiempo real reservorios de agua y detectar ataques químicos y biológicos. Por eso, una de las empresas de Whitewater, Magal, creó una cerca protectora abastecida con cámaras y alarmas para evitar amenazas terroristas. Checklight desarrolló en 2001 bacterias fosforescentes que iluminan el agua cuando detectan contaminantes, tal como se utilizaban canarios en las minas de carbón, y son uno de los ocho métodos reconocidos por la EPA para el monitoreo en tiempo real de contaminación de fuentes hídricas.



Por último, si ya se detectó agua contaminada por virus o bacterias, entra en juego la “Desinfección Hidro Óptica”, desarrollada por Atlantium, un emprendimiento lanzado hace tres años que consiste en un sistema de rayos ultravioletas que erradica agentes patógenos.
“Estamos haciendo algo por la humanidad”, dijo la vicepresidenta de Atlantium, Phyllis Posy, en referencia a los daños que producen los químicos al medio ambiente. “El agua en Israel es como petróleo, sólo que es mejor porque la podemos tomar”, remarcó.


Fuente: AJN

Ejemplo: Fue preso por enseñarle a su perro el saludo nazi



Un alemán "obsesionado" con Hitler fue sentenciado a cinco meses de prisión por enseñarle a su perro, llamado Adolf, el saludo nazi.
Según informó el diario británico The Sun, “Roland T”, ex vendedor de autos, le había enseñado a su mascota a levantar su pata cuando escuchaba las palabras "Heil Hitler"; el hombre fue apresado luego de hacer alarde del truco frente a la policía.
En Alemania rige una ley que prohíbe realizar el saludo nazi, cargar la insignia y negar el Holocausto cometido durante la Segunda Guerra Mundial por el régimen de Hitler.
Según el matutino, "Roland T" quería poner a dormir a su perro para conmemorar el suicidio del ex líder alemán en 1945.
Mientras el hombre cumple su condena, la mascota permanecerá en un refugio de animales donde lo entrenarán para que realice otros trucos. Su dueño teme que no se lo devuelvan luego de completar su sentencia.

No a las drogas ilegales!!! Estas son las consecuencias de terminar con el cerebro apolillado...



El ex futbolista argentino Diego Maradona fue invitado a visitar Irán, con cuyo pueblo se solidarizó "de todo corazón", y dijo que desea conocer al presidente de ese país, Mahmud Ahmadineyad, informa hoy la prensa local.

El sábado último Maradona recibió al encargado de negocios de la embajada de Irán en Buenos Aires, Mohsen Baharvand, quien le invitó a viajar a Teherán y hay muchas posibilidades de que el viaje se concrete, según el diario Página/12.

El astro dialogó con el diplomático y una periodista argentina que trabaja para la televisión iraní en el vestuario del estadio de la capital argentina donde había jugado un partido de "showbol", la modalidad de fútbol sala con la que hace giras desde hace un tiempo.

"Ya conocí a (Hugo) Chávez y a Fidel (Castro). Ahora sólo me falta conocer a su presidente. Quiero conocer a Ahmadineyad", le dijo a Baharvand el ex jugador, quien ha declarado su admiración por el presidente de Venezuela y el líder cubano.

Según Página/12, la invitación a visitar el país asiático fue cursada a Maradona a través Luis D´Elía, un ex funcionario que en noviembre de 2006 debió renunciar por haberse solidarizado con Irán, acusado por la Justicia argentina de ser el ideólogo de un atentado terrorista que en 1994 causó 85 muertos en Buenos Aires.

"Estoy con los iraníes de todo corazón, de verdad lo digo. Lo digo porque lo siento: estoy con el pueblo de Irán", dijo el ex capitán de la selección argentina de fútbol.

Fuente: La Voz del Interior

"Las intenciones de Hitler eran buenas"



Este individuo negro, actor estadounidense es el dueño de tal declaración.

Lo primero que viene a mi mente es, cómo puede ser que un individuo que haga apología del Holocausto pueda estar en libertad.
Lo segundo, ya que este individuo negro considera que Hitler hizo bien, habría que poner en práctica su teoría, para que compruebe en "carne propia" si Hitler tenía buenas intenciones.
Entonces habría que reunir a toda la familia de este individuo negro, y poner en práctica con él y su familia lo que él pondera.
Habría que meter a los padres, abuelos y tíos de este individuo negro en una cámara de gas hasta asfixiarlos. Cuando algunos esten muertos y otros casi sin respiración pero aún vivos, habría que quemarlos en un horno.
A este individuo negro y al resto de sus familiares mayores de edad habría que llevarlos al helado invierno de Auschwitz despojándolos de toda la fortuna que este individuo negro gana fácilmente en Hollywood, e internarlos durante un par de años en un campo de concentración, sin alimentos hasta que esten desnutridos y deshidratados, piel y huesos, sin abrigos de manera que se gangrenen sus extremidades por el frío, mientras son sometidos a trabajos forzados, sin posibilidades de un lugar donde evacuar sus necesidades fisiológicas ni las mínimas condiciones de higiene, durmiendo acinados sobre un tablón de madera lleno de piojos y sometidos a castigos constanstes, reemplazando sus identidades por un número tatuado en un brazo.
Con los familiares menores de edad de este individuo negro, habría que someterlos a los tratos de algún Menguele, con experimentos biológicos como amputaciones de miembros sin anestesia para constatar la resistencia de los individuos negros parientes de este individuo al dolor, habría que hacerles respirar a intervalos regulares insecticida, a ver cuanto resisten antes de morirse y cuantas convulsiones hacen por minuto, a los parientes adolescentes de este individuo negro habría que someterlos a tener relaciones sexuales con mamiferos de especies inferiores a ver si quienes no son arios y son considerados inferiores a decir de Hitler pueden procrear algún engendro, etc. etc.
Luego de eso, habría que soltarlo a este individuo negro sin dinero, habiendo perdido a su familia y habiendo sido humillado de todas las formas posibles y degradado tal como fueron los judíos por Hitler a que haga algo con su vida. Y luego de esto, habría que preguntarle si sigue creyendo que las intenciones de Hitler fueron buenas.
Hacer esto, sería hacer justicia con semejante imbécil.

Links para ampliar:
ABC
el pais

PARA LEER SIN RIMMEL

Petr Ginz, un niño judío de Praga que murió a los 16 años en las cámaras de gas de Auschwitz, escribió a lo largo de dos años su diario. Estos cuadernos, perdidos durante más de medio siglo, fueron hallados en 2003. Publicados hace poco en un libro, son un testimonio desgarrador del Holocausto.


Al transbordador espacial estadounidense Columbia le faltaban 16 minutos para aterrizar en Florida. Eran las nueve de la mañana (hora local) del 1 de febrero de 2003. Los siete tripulantes de la nave habían comentado con la base las condiciones de la nave momentos antes del aterrizaje. Uno de ellos, Ilan Ramon, el primer astronauta israelí en la carrera espacial, de 47 años, acababa de guardar en su bolsillo una pequeña Biblia y el dibujo de un niño judío que murió en el campo de exterminio de Auschwitz. Al tomar contacto con la atmósfera, la nave se desintegró. La terrible catástrofe aireó el descubrimiento de la tragedia del joven Petr Ginz, un adolescente judío de Praga, una de las víctimas del Holocausto.


“Cuánto tiempo hace ya
que vi por última vez
ponerse el sol sobre Petrin…
Hace ya un año casi que estoy en este agujero
con apenas un par de calles en lugar de tus avenidas.
Como un animal salvaje encerrado en una jaula…”.

Este poema lo escribió en 1942, desde el campo de concentración de Terezin, en la antigua Checoslovaquia, el joven que revivió con la catástrofe del Columbia. Petr Ginz murió al año siguiente en las cámaras de gas de Auschwitz. Sus diarios salieron a la luz en 2003, cuando Jiri Ruzicka vio en la televisión, en su casa del barrio Modrany de Praga, el dibujo de Ginz que llevaba el astronauta. Inmediatamente le recordó a otros que guardaba en cajas en el desván. Eran los diarios de Petr Ginz, un testimonio desgarrador del exterminio metódico aplicado por los nazis, escrito desde la ingenuidad y la bondad. La única superviviente de la familia, su hermana Cheva Pressburger, residente en Israel, reconoció la letra: “Y recordé incluso los acontecimientos que en ellos se describían”.

El coronel Ilan Ramon, coronel de la fuerza aérea israelí, se comunicó con Yad Vashem para recibir un objeto relacionado con el Holocausto para llevar al espacio, debido al significado del Holocausto para él como israelí y judío. Personalmente, el Holocausto fue aun más significativo para Ramon, ya que su madre es sobreviviente de Auschwitz, y su abuelo y otros miembros de la familia perecieron en los campos de concentración. Yad Vashem eligió al cuadro Moon Landscape-Paisaje Lunar, de un joven judío de 14 años, Petr Ginz, durante su prisión en el ghetto de Theresienstadt, que desde las profundidades de su imaginación viajó a lugares tan remotos.
Una interpretación a esa pintura es que el joven quiso alejarse de la Tierra, donde su vida corría peligro. Además del aspecto artístico, la pintura revela a un adolescente que también tenía inquietudes científicas y estaba pleno de optimismo sobre el destino de la ciencia para ayudar a la humanidad. Hablando con la Asociación Estadounidense de Yad Vashem, desde su entrenamiento en el Centro Espacial de Houston, Texas, Ilan Ramon dijo, "Siento que mi vuelo especial es la realización seis décadas después del sueño de Petr Ginz, un sueño que es la prueba última de la grandeza del alma de un joven preso dentro de los muros del ghetto, pero que no lograron doblegar su espíritu, y sus obras, preservadas en Yad Vashem son un testimonio del triunfo de ese espíritu".
"El Paisaje Lunar conecta el sueño de un muchacho judío que es el símbolo del talento perdido en el Holocausto, con el viaje de un astronauta judío, que es el símbolo de nuestro renacimiento".



Los Ginz vivían en Praga en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Eran una familia acomodada que procuraba inculcar a sus dos hijos, Petr y Eva, la práctica de la vida sana y el deporte. En verano, nadaban; en invierno, esquiaban. Ota Ginz, el padre, judío, era director de una empresa textil en Praga. Marie, la madre, aria, amaba la música. Se habían conocido en un congreso de esperantistas y se casaron el 8 de marzo de 1927. En 1928 nació Petr; dos años después, Eva.



Delgado, larguirucho, el joven Ginz tenía el pelo castaño y los ojos de un bonito color azul. Le gustaba la pintura, dibujar y leer vorazmente cuanto caía en sus manos. Entre los ocho y los catorce años escribió cinco novelas con unos títulos que delataban su admiración por Julio Verne (De Praga a China, El sabio del Altai, Viaje al centro de la Tierra, La vuelta al mundo en un segundo). Tan sólo se ha conservado la última, El visitante de la época de las cavernas, en la que Petr añadió un epílogo que pone los pelos de punta: “Así fue como el Congo belga se libró de quien lo torturaba y el mundo de aquel pretendido monstruo prehistórico. Pero debemos preguntarnos si no aparecerá sobre la superficie de la Tierra un nuevo monstruo, peor que aquél, que, dominado por la maldad y dotado de los más modernos medios técnicos, someta a la Humanidad a los más horrendos castigos”.



Petr llevó un diario entre el 19 de septiembre de 1941 y el 9 de agosto de 1942. No fue escrito para ser leído; son las impresiones diarias de un adolescente que anota cosas nimias: la visita de sus primos, las ocurrencias de su amigo Popper, los castigos del colegio: “por la mañana, paseo; por la tarde, colegio”, o el lacónico “nada especial”, en un estilo muy similar al de otra adolescente, Ana Frank, desaparecida también en los campos de exterminio. Petr lo consigna todo con la pluma con incrustaciones que le regaló su abuela: el juego al fútbol con chapas, las declinaciones de los verbos latinos…

Dejó de escribir en sus cuadernos poco antes de que le deportasen (según las leyes de Núremberg del régimen nazi, a los hijos de matrimonios mixtos los enviaban a los campos al cumplir 14 años). En estas páginas se describe la vida de los habitantes de la ciudad de Praga ocupada por los alemanes, sus dificultades, sus miedos. Todo parece funcionar como antes, pero poco a poco se dictan nuevas ordenanzas sobre lo que los judíos deben entregar, los sitios a los que no pueden ir, los transportes en los que no pueden viajar. El 1 de enero de 1942, Ginz escribe: “Lo que resulta ahora totalmente corriente hubiera sido motivo de escándalo en una época normal. Los judíos, por ejemplo, no pueden comprar fruta, gansos y aves, queso, cebolla, ajo y muchas otras cosas. No dan cartillas de racionamiento de tabaco a los presos, a los locos y a los judíos”. Además de todo esto, los judíos no pueden viajar en el vagón delantero de los tranvías, autobuses y trolebuses, y tampoco pueden pasear por la orilla del río:

“Ahora ya todo el mundo sabe
quién es judío y quién es ario
porque al judío se le reconoce por la estrella amarilla y negra.
Y el judío, una vez marcado
tiene que acatar las ordenanzas”.

También cada día, con cuentagotas, desaparece algún vecino, un pariente, un amigo. Algunos esperan el transporte, un eufemismo que esconde el camino hacia los campos de la muerte. Petr escribe la primera anotación en su diario un viernes 19 de septiembre de 1941. “Han sacado un distintivo para los judíos que es más o menos así (dibuja una estrella de seis puntas)”.



Poco a poco, el diario se llena de notas intranquilizadoras: “Han fusilado a un montón de gente por preparar sabotajes, por tenencia ilegal de armas… Han ordenado un nuevo inventario de la ropa de los judíos, los muebles, la máquina de coser”, o “Está permitido llevar 50 kilos de equipaje por persona, dinero, mantas, comida y póliza de seguros”. Un seguro, qué ironía.

Una mañana, Petr asiste con estupefacción a una detención: “Nos encontramos delante de la taberna de la calle Vezanska con un furgón y una fila de guardias en la acera. Los de la Gestapo sacaron a la gente de la taberna (unos ocho) y los metieron directamente en el furgón, cerraron las puertas y se los llevaron”. En otro momento, anota: “Nos enteramos de que (al parecer) últimamente suele haber bofetadas (a los judíos, claro) y procuramos que no se nos viese la estrella…”. O “un alemán me echó del tranvía con muy malos modos. Me dijo Heraus! (¡Fuera!) y me tuve que bajar…”.

“Nos acaba de llegar una comunicación de la comunidad judía. Dicen que tenemos que entregar, antes del 31 de diciembre, las armónicas, los termómetros, las máquinas de fotografía…”. Y otra: “Parece que los judíos van a tener que entregar hasta los suéteres”.

El 1 de febrero de 1942, el último cumpleaños que pasará en casa, con su familia, anota su lista de regalos: “Un pan dulce que hizo mamá, un libro en blanco para tomar notas, corteza de naranja, un pañuelo…”.



Las últimas semanas antes de ser deportado, la letra de Petr va cambiando, los trazos se afilan, se vuelven más nerviosos. Escucha en la radio las noticias de la BBC, sabe que los alemanes han bombardeado París. Se inventa un código secreto, una escritura jeroglífica para anotar lo que oye. Es un juego y una certeza. Por el diario pasan ráfagas del atentado en Praga que le costó la vida a Reinhard Heydrich, el jefe de las SS, el ejecutor de la solución final. “Ofrecen una recompensa de 10.000.000 de coronas al que denuncie a los autores del atentado, y si alguien los conoce y no los denuncia lo fusilarán con toda su familia”. “A todas las chicas mayores del barrio de Liben las detenían, les lavaban la cabeza y las volvían a soltar. Están buscando a una rubia que les cuidó la bicicleta a los autores del atentado”.

El domingo 9 de agosto de 1942, Petr Ginz registra su última anotación en el diario. Lacónico, escribe: “Por la mañana en casa”.

Ya en el campo de deportados de Terezin, una ciudad fortificada a 65 kilómetros al norte de Praga por la que pasaron más de 140.000 judíos, Petr recuerda los momentos previos a su llegada. “El 22 de septiembre de 1942, al llegar a casa, le dije: mamá, no te asustes, me ha tocado el transporte”. Y los preparativos finales: “Cogí una buena cantidad de papel y una libreta, unas cuchillas para cortar el linóleo (hacía grabados con este material), una novela sin terminar, El sabio del Altai, y un par de acuarelas medio rotas”. A las ocho de la noche se incorporó al transporte. “Me pusieron un panecillo con salami en un bolsillo”.

De lo que Petr hizo en Terezin se ha conservado sólo una ínfima parte. Pintó más de 120 obras; fundó y dirigió la revista Vedem, un semanario hecho por el grupo de jóvenes del edificio número 1 del sector L417 del campo. Escribió infinidad de poemas y algunas novelas. Se convirtió en un joven serio, reflexivo. Eva llegó a Terezin dos años después y el 28 de septiembre de 1944 vio salir en el tren hacia Auschwitz a su hermano. “Le di a Petr rebanadas de pan por la ventanilla. Aún tuve tiempo de cogerle la mano a través de las rejas antes de que el guardia del gueto me echara”. Murió al poco de llegar en las cámaras de gas y su cuerpo fue arrojado a la fosa común. Tenía sólo 16 años.

La República Checa emitió un sello postal en su honor. El promotor de la idea es el renombrado filatelista checo Bretislav Janík. Su iniciativa, publicada en Internet, fue apoyada por coleccionistas de todo el mundo.



Discurso de Zeev Jabotinsky en el aniversario del fallecimiento de Trumpeldor - Iom Tel Jai 1928 (el video es un homenaje mío)



Ante el aniversario de la muerte de un hombre, los judíos decimos kadish. Qué clase de conexión existe entre una canción de alabanza al Creador del Universo y la tristeza de las tumbas?

El significado del Kadish probablemente consiste en que el Nombre Sagrado, que es alabado, no es el nombre de tu Dios sino el nombre del Dios del difunto. Esa santidad en la cual él creyó y tal vez por la cual dio su vida. Viéndolo desde este punto de vista "Itgadal veitkadash" entonces significa, "Aunque vos estés muerto, la santidad con la que vos te condujiste en la vida permanece grandiosa y sagrada, y nosotros, quienes te hemos sobrevivido, continuaremos llevando a cabo tus ideales y continuaremos luchando hasta la victoria final."

Por lo tanto, nosotros tenemos que preguntarnos a nosotros mismos antes de celebrar el aniversario de la muerte de un gran hombre: es esto serio? Estoy yo preparado para seguir su ejemplo? Y si es así, entonces vos tenés el derecho de decir Kadish por él, porque entonces vos sos su sucesor. Pero si no es así, entonces tu Kadish es una hipocresía y esta conmemoración es una farsa.

Hoy, en el Jahrzeit de Trumpeldor nosotros debemos plantear la misma pregunta.
Entre aquellos conmemorando esta ocasión encontramos los más ácidos y feroces oponentes a todo lo que tenga conexión con un arma, una espada o un revolver.
Pero el nombre de Trumpeldor está especialmente conectado con esos desagradables instrumentos.
Es cierto, él creo el Hejalutz y eso es una brillante piedra preciosa en su corona, pero sería estúpido negar que en la memoria de la mayoría de las personas de nuestra nación, Trumpeldor es ante todo un soldado. La frase "héroe de Tel-Jai" es familiar para ellos, y para muchos tal vez sea la única cosa que saben sobre Trumpeldor, eso y su participación en la Legión. Y sobre esto en particular ellos no distinguen entre la Legión de Gallipoli que él creo y lideró por un tiempo y la Legión Palestina en la cual él no participó. Ellos no lo distinguen. Ellos solamente saben 3 palabras: Trumpeldor, Legión y Tel-jai.

La leyenda de Trumpeldor que fue creada por las multitudes es la leyenda de un soldado judío y no la de un hombre del partido. Ese es el motivo por el cual su nombre es tan popular con las multitudes. No es verdad que "a los judíos no les gustan esas cosas". Eso es producto de la imaginación. En los corazones de los judíos comunes y corrientes que pertenecen a las multitudes, existe tremenda emoción y asombro, aún incluso un ansia, de una mano dura que vengará a garrotazos los agravios.
Eso es aparente para cualquiera que haya visto a los Jasidim con largas barbas asistiendo a un partido de fútbol del "Hacoaj" vienés. Eso también se aplica a las mujeres. Desde las rebetzin a las vendedoras en un mercado.

También es incorrecto querer auto-convencerse o convencer a los demás que las multitudes aprecian a Trumpeldor no como un héroe sino como una víctima, el hombre que murió noblemente y no el hombre que luchó noblemente. Eso no es verdad. Tenemos millones de mártires y gente sacrificada en nuestra generación y ninguno de ellos han sido convertidos en leyenda.

La grandeza de Trumpeldor no consiste en que los árabes lo hayan asesinado sino en que él defendió el Ishub y dio muerte a muchos asesinos antes de caer.

Trumpeldor fue un soldado judío, Tel Jai fue un fuerte judío, esos no fueron errores sino un ejemplo y una Torah para nuestra joven generación.

Esa moda de atacar y asesinar judíos todavía no desapareció de la faz de la tierra, de eso no hay dudas, hasta un ciego puede verlo. Solo resta hacer una pregunta -cual es la mejor forma de hacer frente a esta moda. No debemos olvidar ni siquiera quienes se oponen a los métodos de Trumpeldor que no nos gustan los pogroms y que buscamos formas de evitarlos.
Esa gente piensa que la mejor manera es no responder con un "ojo por ojo, diente por diente". En esas cuestiones ellos están de acuerdo con grandes pensadores como Tolstoy y Ghandi que dicen que poniendo la otra mejilla se influencia hasta en el peor de los enemigos más que con una mano dura.

Esa es una buena teoría y una teoría bonita, pero eso no significa que sea cierta. La mejor prueba de esas mentiras está ante tus propios ojos y se llama la historia del Galut (exilio). Es verdad que la gente en general no intenta llevar a cabo las teorías de Tolstoy. Los judíos si hemos tratado. No solo que tratamos, sino que sistemáticamente las hemos puesto en práctica con paciencia sobrehumana en el curso de muchas generaciones.

El temperamento de los humanos no es blanco o negro. Es solamente el producto de las circunstancias entre las condiciones del apetito y las posibilidades de satisfacerlo. Los humanos tienen deseos y tratan de satisfacerlos por medio de "la mínima resistencia". Si la resistencia es muy grande, se reprimen los deseos.
Si los humanos ven que no hay resistencia en absoluto, ellos dicen, esto es permitido y el deseo se incrementa.

Tome un lugar sagrado y escriba ahí "esto es permitido". Luego encontrará mucha gente que lo profanará. Tal vez la civilización consista en que el número de objetos que "pueden ser profanados" está continuamente siendo limitado.

Hoy no hay lugar en el mundo donde se puedan encontrar carteles que anuncien "desamparado". La única excepción son los judíos. Esa es la razón por la cual los jóvenes aman tanto a Trumpeldor. No por su martillo, no por su pala, ni por su arado sino por su espada. Para esa juventud, Tel Jai es más precioso que una fortaleza. En sus ojos hay un símbolo que implica que hay una manera de ser liberado del desamparo.

El significado de la muerte de Trumpeldor es similar al significado de las enseñanzas de Januca. Y tal como en el caso de Januca, el real significado de este acontecimiento histórico ha sido distorsionado.

El milagro de Januca consiste fundamentalmente en el heroísmo de los Hasmoneos y de sus soldados. El pensador populista de ghetto hizo de este hecho histórico un problema sobre el aceite que ardió una semana entera, aunque hubiera muy poco como para que alcanzara. No deseo expresar que la tradición del aceite no es una buena tradición. Tal vez es muy simbólica. Pero hablando históricamente, es una distorsión de la verdad para minimizar Tel Jai.

Tel Jai es lo mismo que Port Arthur y Sebastopol para los rusos y Verdun para los franceses; un fuerte que fue atacado por el enemigo con armas y el cual fue defendido por los judíos también con armas. Trumpeldor fue el líder de los judíos capaces de defenderse a sí mismos.

Y este Kadish es en memoria de la resonancia de esos acontecimientos. Tanto como podamos recordar tu nombre en el tiempo, así de grande y sagrado permanecerá tu ejemplo, y nosotros seguiremos tus pasos.

Fuente: Jabotinsky Institute in Israel (traducción mía)

 
ir arriba