PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Hamas asesinando a palestinos de Fatah, alquien manifestó o se quejó en la prensa o tiró piedras a las embajadas de los países musulmanes por esto?

video

Convocan una concentración en defensa de Israel el domingo en Madrid



Silenciadas por los medios, en toda Europa se han celebrado actos –pacíficos y civilizados– de apoyo a Israel. El domingo será el turno de Madrid. La Asociación Solidaridad España-Israel convoca a las 12.30 horas del domingo En defensa de Israel, contra la mentira y contra el terrorismo.

Miles de alemanes se han manifestado en Munich, Fráncfort y Berlín en defensa del derecho de Israel a defender a su población de los ataques terroristas. Marchas similares han tenido lugar en las últimas fechas en Londres, París o Praga, entre otras capitales europeas. Sin embargo la mayoría de los medios de comunicación que cuentan con corresponsalía en estas capitales no han informado sobre esto actos, todos ellos pacíficos, civilizados y sin incidentes.

Son los mismos medios que califican de "pacifistas" los actos antisemitas y de exaltación del terrorismo –"viva la intifada (terrorismo)" se podía leer este domingo en la manifestación del PSOE y sus actores, un día antes el sanguinario De Juana Chaos secundó una manifestación idéntica en Belfast– camuflados tras una falsa solidaridad con el "pueblo palestino".

Sólo La Razón ha tenido a bien informar a sus lectores este lunes del acto de apoyo a Israel que reunió este domingo en Berlín a miles de ciudadanos. Ni siquiera la agencia Efe, que ese día envió siete teletipos desde la capital alemana, dio información alguna sobre el acto. Eso sí, envió una detallada crónica sobre un homenaje a Rosa Luxemburgo, fundadora del Partido Comunista Alemán.

Leemos en La Razón que miles de berlineses desafiaron a los 6 grados bajo cero y las capa de hielo que cubría las aceras. Los organizadores recalcan que lamentan "las víctimas de ambos lados" y que lo que quieren es "solidarizarse con Israel pacíficamente, sin altercados". No había pancartas contra los palestinos, sino contra "el terrorismo financiado por Irán". Una de las asistentes comenta "soy alemana y cristiana. Creo que Israel tiene que defenderse o desaparecerá". La presidente de la Comunidad Judía en Berlín cita a Golda Meir: "Podremos perdonaros por matar a nuestros hijos, pero nunca por obligarnos a matar a los vuestros. Sólo habrá paz cuando los palestinos amen a sus niños más de lo que odian a los judíos".

El domingo la Asociación de Solidaridad España-Israel AESI (formada por españoles que trabajan por la amistad entre los dos países) ha convocado una concentración a las 12.30 horas del próximo domingo. A la espera de confirmación por parte de las autoridades, el lugar será frente a la Embajada de Israel, bajo el lema "En defensa de Israel, contra la mentira y contra el terrorismo de Hamas". En los próximos días ASEI ampliará la información sobre el acto, y dará cuenta de todas las adhesiones que se vayan produciendo.

Fuente: Libertad Digital


El gran negocio de los líderes palestinos, por José Brechner



Yasser Arafat murió con una fortuna personal de más de $6.000 millones de dólares, que podía haber servido para la construcción de miles de escuelas, hospitales, caminos, viviendas y muchas otras cosas que habrían beneficiado significativamente a su pueblo, si realmente ese hubiese sido su interés.

La descomunal cantidad de dinero acumulada por los sempiternos jefes de los palestinos es parte del gran negocio de la guerra.

Los campeones de la corrupción han sido los dirigentes de Fatah. Una de sus principales y más visibles portavoces, Hannan Ashrawi, cuya riqueza personal es desconocida, está entre las grandes millonarias a quien le conviene mantener el conflicto ardiendo, para seguir mendigando dinero y extorsionando al mundo pro palestino.

Como ella son los demás, que de cada remesa que reciben de Europa, de los países árabes, o de los impuestos que Israel recolecta y entrega a la AP, retienen una jugosa parte para sus bolsillos.

La Autoridad Palestina empezó a indagar estos asuntos y tienen a decenas de sospechosos bajo observación. Muchos lograron escapar de los territorios bajo su jurisdicción, otros están escondidos, según el Fiscal General Palestino Ahmed al-Mughani.

De acuerdo a Al-Mughani, oficiales de la Autoridad Palestina son responsables de haber robado miles de millones de dólares de las arcas públicas.

Mahmud Abbas dijo que va a limpiar la corrupción de la AP y su Partido Fatah, aunque puede ser un trabajo lento y difícil.

Sin embargo el mismo Abbas es parte de la podredumbre, ya que permitió que muchos de sus ayudantes continúen las sucias prácticas económicas de Fatah, para obtener la presidencia de la AP y solidificar su poder.

El fiscal no se atreve a poner bajo la mira a los ministros ni legisladores de Abbas. El 8 de Julio de 2008, sufrió un atentado con bomba en Ramala, del que salió ileso.

La cantidad de gente implicada en los manejos ilegales de dinero donado para proyectos médicos y educacionales es grande, y también es la de los encargados de la administración de las empresas de servicios energéticos, petroleros, telefónicos, bancarios y demás, que están en manos de la Autoridad Palestina, la mayoría en calidad de monopolios.

El principal motivo para que Hamas llegase al poder en Gaza, fue precisamente la corrupción de Fatah, que dominó la política palestina por cuatro décadas.

Un territorio en guerra es básicamente un territorio sin ley, que favorece a los especuladores y negociantes del mercado negro.

Para tener una idea de cómo se maneja el dinero, en 1997 la Autoridad Palestina obtuvo $548.727.000 dólares de la comunidad internacional. También recibió más de $800 millones de Israel, recolectados de impuestos de los árabes palestinos.

Cuando a finales de 1997, la AP emitió su informe económico, faltaban $323 millones, cerca del 40 por ciento de su presupuesto anual.

Una investigación realizada por Newsweek el año 2000, reveló abusos de la AP en todos los campos administrativos. Abdul Jawad Saleh que fue Ministro de Agricultura de la Autoridad Palestina, dijo: “Es un estado mafioso”. Posteriormente fue brutalmente golpeado por las fuerzas de seguridad palestinas por liderar una campaña anticorrupción.

Muhamad Rashid, que era el asesor económico de Arafat, era también vicepresidente y gran accionista de Paltel, el monopolio telefónico creado por la AP.

En una investigación efectuada en 1998, The Financial Times reportó que Rashid y Paltel estaban profundamente involucrados en el robo de $160 millones de dólares del Fondo de Pensiones de Empleados de Gaza, que fue transferido a la AP.

La Corporación Palestina de Hipotecas y Viviendas estuvo envuelta en un escándalo, cuando se descubrió en 1998 que $20 millones donados por la Unión Europea para la edificación de viviendas económicas en Gaza, fueron destinados a la construcción de apartamentos de lujo para acaudalados partidarios de Arafat.

Hamas llegó al poder en Gaza a consecuencia de estos y otros hechos de corrupción, sin embargo en vez de mejorar la situación de sus ciudadanos, la empeoró dramáticamente.

Pese a tener control total de su economía, se dedicó a culpar a Israel de todos los males que ellos mismos generan en su territorio, y decidió armarse y entrenar asesinos para continuar la Guerra Santa, que sigue siendo el motivo primordial de existencia de los fanáticos musulmanes.

Fuente: www.josebrechner.com

Mentiras exitosas, por Luis Alberto de Alba



Limpieza étnica” es una mentira que corre por los medios con facilidad escalofriante. Se le atribuye esa intención a Israel, a pesar de que haya en su territorio palestinos de nacionalidad israelí y su fuerza aérea lance volantes avisando a la población civil los blancos de futuros bombardeos en Gaza. Con todo, seguirá habiendo víctimas civiles porque esa población es el escudo humano de Hamás. Hay diferencia, enorme, entre unos y otros bombardeos: Israel ataca a Hamás, éste a todo judío; Israel evita hacer víctimas civiles, Hamás eso busca.

Los nazis intentaron esa “limpieza” con la raza alemana y hoy la exige el grupo Hamás, no todos los palestinos: limpiar de judíos Palestina. No lo digo yo, lo dicen la plataforma de principios de Hamás, que en la práctica abolió al gobierno de Gaza presidido por Mahmud Abbas:

“La estrategia de Hamás: Palestina es una Waqf [territorio islámico sagrado].”

“El Movimiento de Resistencia Islámico [traducción del acrónimo Hamás] cree que la tierra de Palestina ha sido una Waqf islámica a través de generaciones y lo será hasta el Día de la Resurrección. Nadie puede renunciar a ella o a parte de ella, o abandonarla o a parte de ella.”

¿Y por qué Palestina pertenece al Islam, si el fundador, Mahoma, no predicó hasta el siglo VII después de Cristo? Por derecho de conquista, responde Hamás: “Desde que fue conquistada por el Compañero del Profeta [Omar ibn al-Jatab, segundo califa del Islam, 634 a 644 d.C.], sean la oración y la paz de Dios con él.”

Si a conquistas vamos, ese territorio pertenece a Israel porque unos 2 mil años antes de Omar fue conquistado por Josué, ¿recuerdan?, el que derrumbó las murallas de Jericó sonando trompetas, como le había mandado Dios, el dios de israelitas, cristianos y musulmanes: un dios abominable.

Pero Palestina es de Grecia porque la conquistó Alejandro Magno en el siglo IV a. C.: mil años antes de Mahoma.

Es de Italia porque, al ser Grecia derrotada por Roma, la Filistina griega pasó a ser Palestina romana, como sabemos todos por los evangelios: Poncio Pilatos era el gobernador romano cuando Jesús. A la caída de Roma, en el siglo VI d. C., subsistió el Imperio Romano de Oriente, con capital en Constantinopla, y Palestina fue una provincia de ese imperio, luego llamado Bizantino. Todos ellos la conquistaron antes que el bueno de Omar ibn etc., “Compañero del Profeta”.

Palestina es de Turquía porque, después de Omar, la conquistaron los turcos y pasó a ser parte del Imperio Otomano hasta 1918.

Y es de Inglaterra porque la ganaron los ingleses en 1918. En 1948 la ONU dio una pequeña parte a judíos y una grande a palestinos. Unos aceptaron y allí siguen, otros se fueron y formaron los primeros campos de refugiados porque es una sagrada Waqf. Entonces… ¿de quién es por conquista?

También es cierto que, con cada guerra que comienzan los países árabes y gana Israel, éste se toma nuevas tierras. Es verdad que la ultraderecha judía establece nuevos asentamientos en territorio palestino; también lo es que el ejército israelí ha destruido muchos de ellos, para horror de judíos ortodoxos.

Esa ultraderecha está representada en el Parlamento porque Israel es una democracia, también hay moderados y hay palestinos en el gobierno: abra en www.knesset.gov.il las páginas de los diputados palestinos… ¿Ya? Ahora imagine diputados judíos en el Reichstag nazi, que no hablaran alemán, sólo yidish, ¡y exigieran traducción simultánea para hacerse entender de Goebbels! La Knesset es un parlamento bilingüe hebreo-árabe.

La diferencia entre árabes y judíos es una, es grande, y es ética: las bombas de Hamás no hacen víctimas civiles por error: van contra toda la población israelí, incluidos palestinos.

Los palestinos que viven en Israel llevan vida común y corriente y votan como ciudadanos. ¿Alguien puede imaginar un abarrotero judío en Gaza?

Fuente: Milenio (España)

El odio desproporcionado, por Ariel Segal



Hamás nunca ha aceptado la existencia del Estado de Israel. Más que en la existencia de un Estado palestino, la primera y única finalidad de su razón de ser es aniquilar a su enemigo natural que es el Estado judío. Entre los propios palestinos tampoco hay acuerdo que valga, la posible pugna entre Al Fattah y Hamás pudiera desembocar en dos presidentes y en dos gobiernos palestinos.

La crítica a Israel es lo fácil, lo políticamente correcto, lo que expía las almas de los progres occidentales. El gran problema de partida es la pretendida y supuesta equivalencia moral, para algunos, entre Hamás e Israel. Precisamente esto, es lo que ha llevado al Presidente del Gobierno y a su Ministra con esmoquin y altísimos tacones, supongo que con la absurda y arcaica pretensión de ponerse a la «altura de los hombres», a situarse del lado más cercano a los palestinos, sobre la base del supuesto uso desproporcionado de la fuerza por parte del ejército de Israel.

Israel es un gran país, un Estado democrático y de derecho, de profundos valores y convicciones, que si realmente hubiera actuado sin escrúpulos en Gaza como por ejemplo lo ha hecho Rusia en Georgia, Chechenia o en media Europa «matándola» de frió, no advertiría por escrito y con llamamiento previo para prevenir de los objetivos que piensa bombardear.

El artículo 51 de la ONU, que reserva el derecho a toda nación a la defensa contra ataques armados, fue concebido para regular conflictos entre países y, por lo tanto, difícilmente se puede aplicar a la lucha entre un Estado y una guerrilla. Según el principio de proporcionalidad que algunos reclaman a Israel en esta guerra podríamos con cierto cinismo: ¿Tendría Israel que esperar a que Hamas tenga una capacidad militar similar a la suya, gracias a las armas que Irán, La Hermandad Musulmana de Egipto, Al Qaeda y otras organizaciones islamistas le proveen? ¿O mejor sería que Israel luche con los mismos métodos de Hamas bombardeando deliberadamente objetivos civiles y ejecutando atentados suicidas? ¿Quizá Israel deba exigir a sus ciudadanos del sur no ir a los refugios antiaéreos cuando Hamas lanza cohetes para que haya una proporcionalidad de víctimas inocentes en ambas partes, y así, el mundo de su consentimiento a la operación militar en Gaza?

Estas preguntas retóricas tienen la finalidad de desmontar el absurdo argumento de la proporcionalidad que no es aplicable para un conflicto que, por sus características, jamás fue proporcional, como no lo son la mayoría de los que hoy ocurren en el mundo.

¿Qué le sugieren a Israel aquellos que ahora la critican para detener a un grupo terrorista como Hamas, que explícitamente predica su destrucción total? ¿Quizá, que haga gestos que demuestren que está dispuesto a otorgar a los palestinos soberanía, gradualmente, sí ellos demuestran que pueden ser buenos vecinos? Eso ya se hizo en el 2005 y por primera vez los palestinos tuvieron un territorio con continuidad territorial en Gaza para gobernarse a sí mismos luego de la retirada unilateral de Israel. Si se les hubiese otorgado soberanía marítima y aérea en ese entonces, entonces, ¿hoy Hamas estaría en paz con Israel o dispondría de armas sofisticadas, e incluso aviones, para atacarla?

A ningún país le exigen como a Israel que se contenga en su capacidad disuasiva para intentar acabar con un status quo insostenible. Es por eso que el gobierno de Jerusalén decidió ejecutar la actual operación militar en Gaza con la intención de acabar, de raíz, con el terrorismo de Hamas.

Hay muchos cuestionamientos a Israel por la lamentable muerte de muchos palestinos inocentes, aunque, según el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, el gobierno egipcio, varios líderes mundiales como Sarkozy y Merkel, son responsabilidad exclusiva de Hamas. Entonces, ¿no sería también el momento de hacer cuestionamientos a este grupo terrorista?

En el nombre de la utópica proporcionalidad, hagamos preguntas adicionales: ¿Y si Hamas se hubiese dedicado a construir escuelas, industrias y a generar empleos, en lugar de gastar el poco dinero que recibía de la comunidad internacional para comprar armas y prepararse para una guerra urbana, ocurrirían los trágicos eventos del presente? ¿Y si en lugar de hacer túneles en la frontera con Egipto para contrabandear armas, hubiesen hecho refugios antiaéreos, como Israel, para proteger a los civiles durante la “guerra santa” que dicen ejecutar? ¿Y si hubiesen recibido, luego de la retirada de Israel de Gaza, los tractores que le prometieron los saudíes, los médicos y equipos modernos de cirugía que ofrecieron los kuwaitíes, los edificios que arquitectos de Indonesia proyectaron levantar?

El odio ilimitado de Hamas, que no le permite reconocer la existencia de un Estado Judío en ningún milímetro del Medio Oriente, es el origen de la desproporción que causa que se dedique más recursos – económicos, políticos y humanos - al sueño de destruir a Israel que al de construir Palestina. Esa es la más trágica de todas las desproporciones, por la cual hoy, mueren cientos de civiles en Gaza.

Fuente: Agencia de Noticias Orbita (Perú)

 
ir arriba