PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Llega a la Argentina el celular más pequeño del mundo, y es tecnología Israelí



El teléfono móvil pesa apenas 40 gramos e incluye fundas que permiten personalizarlo en forma sencilla y rápida. El fabricante lo probará en el país con uno de los principales operadores de telecomunicaciones de América latina.

Los teléfonos móviles son los equipos tecnológicos de mayor presencia en el mundo. En el planeta hay más de 4 mil millones de celulares, frente a las mil millones de computadoras que funcionan en la tierra.

Los móviles ya son inseparables en la vida de millones de personas, que deben cargar con estos dispositivos todo el día, y en algunos casos llegan a tener dos o más equipos para determinados fines, como el trabajo o la familia y amigos.

Sin embargo, esa personalización del teléfono, de acuerdo a sus objetivos (laborales o particulares) no había llegado al exterior del aparato, por lo que los usuarios deben portarlo (y mostrarlo) siempre con el mismo aspecto, sin importar si se encuentran en un ambiente de oficina tradicional, o en una fiesta nocturna o practicando algún deporte. Muchos usuarios le dan su toque personal (“tunear”, en la jerga) a su teléfono.

Una empresa israelí, Modu, fundada por el creador de las memorias portátiles con conexión USB (“pendrive”, en inglés), vio el interés en esta necesidad de personalización y registró la idea de un celular modular, que desde marzo comenzará a llegar a la Argentina, en el marco de una prueba piloto que hará el operador de telecomunicaciones español Telefónica.

Según explicó Pompilio Roselli, manager general de la compañía para América latina, el equipo, presentado como el “teléfono celular más liviano del mundo”, será probado también en México y Chile.

¿Qué busca Telefónica con la prueba de este celular en una región como América Latina, donde ya tiene alrededor de 150 millones de suscriptores en 13 países? Ampliar su oferta de teléfonos celulares y alentar a sus clientes al recambio de dispositivos.

“Telefónica se interesó en el producto hace un tiempo, quieren enfocarse en este nuevo concepto de un teléfono modular”, explicó Roselli en el stand de Modu en el Mobile World Congress (MWC), la mayor feria mundial de la telefonía móvil realizada este mes en la ciudad catalana de Barcelona.

La compañía fue fundada en 2007 por Dov Moran, el inventor del flash drive de USB, quién vendió su última compañía a SanDisk por 1,6 mil millones de dólares. Tiene su sede en Kfar-Saba, Israel, con oficinas en muchos países del Mundo.

“El proceso con Telefónica servirá para evaluar el producto y si el público lo prefiere”, agregó el ejecutivo de origen brasileño. La Argentina fue elegida por su relevancia en la región y por las frecuencias disponibles en las que puede operar el equipo.

Roselli reconoció que “el trabajo duro comenzará en marzo en la Argentina”, con la oficina local de Telefónica, para analizar cómo se lanzará la oferta al mercado, al cual piensan llegar en forma masiva hacia fin de año, luego de la prueba, siempre y cuando la evaluación sea positiva.

“Hacen falta entre tres y seis meses para que madure el concepto en el mercado”, estimó el ejecutivo. El equipo tiene un valor inferior a los 200 dólares, sin impuestos, aunque aún no está definido si ese valor incluirá una o dos fundas. Estos precios cambian de acuerdo al volumen adquirido por el operador.

El corazón de la idea es un teléfono celular diminuto, de unos 40 gramos, llamado Modu, que entra en el bolsillo pequeño que se encuentra en muchos modelos de jeans. Ofrece funcionalidades básicas de un teléfono celular, y permite a los usuarios adaptar su experiencia a sus requerimientos insertando el equipo en “jackets” o carcasas. “Un Modu, muchas vidas”, es el slogan de la compañía.

el equipo se comporta como un camaleón en las manos de un usuario, que puede cambiar fácilmente su aspecto gracias a las carcasas. Incluso, si hay una comunicación abierta, no se interrumpe mientras se cambia la funda.

Aquí, un video del concepto del Modu:

video


Roselli mostró modelos diferentes de “jackets” o fundas: “Classic”, con las funciones típicas de un teléfono estándar y aspecto corporativo; el “Night”, con luces brillantes y teclado de diseño; el “Express”, con un diseño colorido; el “Street art”, con altavoces estéreo y teclas dedicadas para música; y uno desarrollado con el fabricante de parlantes JBL, un celular con MP3 y altavoces. En este caso, tiene una pantalla de 2,2 pulgadas y una cámara de 3 MP con flash. Otro “jacket” es deportivo, y permite ajustarlo al brazo del usuario o al manubrio de una bicicleta.

El teléfono puede ser utilizado sin ninguna carcasa. Roselli estimó que en el próximo año la producción de fundas puede llegar a más de 20 modelos diferentes. En 2010 dispondrán de 2 GB de memoria interna, y conexión de datos a través de USB.

El Modu fue presentado por primera vez en el MWC de 2008, donde había anunciado su lanzamiento inicial en Italia, Rusia e Israel para finales de ese año. Sin embargo, Moran debió retrasar la salida porque el encargado de desarrollar el software que controla al equipo y sus accesorios había cerrado por bancarrota, mientras que el principal fabricante de las fundas también fue víctima de la crisis.

Pese al embate de la debacle financiera internacional, que provocó por primera vez desde 2001 una contracción en el mercado de los móviles, en Modu parecen confiados en el poder de este “chiquitín”.

Leer más: http://am-israel-jai.blogspot.com

 
ir arriba