PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Aire libre de smog. Mejorar el mundo, Ticun Olam - תיקון עולם

video

Para el israelí Shai Agassi, director de 'Better Place' y cerebro de este verdadero desafío, uno de los objetivos para su país natal es implantar para 2011 unos 500.000 puntos de recarga eléctrica y 100 estaciones para cambiar las baterías de litio, unas instalaciones que se asemejarían a un túnel de lavado. "La idea del proyecto es comenzar por las grandes ciudades metropolitanas y después conectarlas implantando centros de recambio en las carreteras que las unen", detalla la compañía.

El sistema ideado para ello sería similar al que utilizan las empresas de móviles: 'Better Place' pone la infraestructura y ofrece al cliente un paquete de diferentes cantidades de kilómetros por el que abona mensualmente una cantidad. Inicialmente el contrato es durante cuatro años. La idea es que el conductor no pague más dinero por el que ya está pagando cada mes en combustible. La empresa de Agassi le suministraría las baterías, la electricidad e incluso el coche.

Según la compañía, que cuenta con un capital de más de 200 millones de dólares, una red de coches eléctricos necesita tres elementos: puntos de recarga eléctrica (localizados en los estacionamientos, los lugares de trabajo y centros comerciales o incluso en la propia casa del cliente), un software que marque el estado de la batería del coche y un lugar donde cambiarla en el caso de que la distancia de nuestro desplazamiento supere sus 161 kilómetros de autonomía. ¿Por qué esto último? La recarga de una batería lleva mucho más tiempo que un repostaje convencional en una gasolinera, así que para no tener que interrumpir durante horas nuestro viaje, la opción es sustituir directamente la batería. Para ello, la idea de Agassi consiste en construir estaciones automáticas de cambio de batería, que se asemejarían a un túnel de lavado, donde el conductor no tiene ni que bajarse del coche. Tiempo requerido: tres minutos. Toda esta infraestructura estaría además apoyada por protocolos de comunicación entre los surtidores eléctricos y los vehículos para facilitar el momento de la recarga.

Otro aspecto importante del plan de Agassi es conseguir, en la medida de los posible, que la electricidad del sistema provenga de energías renovables. En este aspecto, Israel podría aprovechar la energía solar que produce el país para recargar las baterías. La idea es que los vehículos se recarguen durante la noche cuando la demanda de electricidad es menor (y por tanto el kilovatio es también más barato). Los coches pueden incluso utilizarse como acumuladores de energía para después verterse de nuevo a la red durante el día a un mayor precio.

'Better Place'ya cuenta con el respaldo de multinacionales como Renault y Nissan.

Fuente: Better Place

 
ir arriba