PARA LEER CON MAYOR COMODIDAD PODES

Discurso de Zeev Jabotinsky en el aniversario del fallecimiento de Trumpeldor - Iom Tel Jai 1928 (el video es un homenaje mío)

video

Ante el aniversario de la muerte de un hombre, los judíos decimos kadish. Qué clase de conexión existe entre una canción de alabanza al Creador del Universo y la tristeza de las tumbas?

El significado del Kadish probablemente consiste en que el Nombre Sagrado, que es alabado, no es el nombre de tu Dios sino el nombre del Dios del difunto. Esa santidad en la cual él creyó y tal vez por la cual dio su vida. Viéndolo desde este punto de vista "Itgadal veitkadash" entonces significa, "Aunque vos estés muerto, la santidad con la que vos te condujiste en la vida permanece grandiosa y sagrada, y nosotros, quienes te hemos sobrevivido, continuaremos llevando a cabo tus ideales y continuaremos luchando hasta la victoria final."

Por lo tanto, nosotros tenemos que preguntarnos a nosotros mismos antes de celebrar el aniversario de la muerte de un gran hombre: es esto serio? Estoy yo preparado para seguir su ejemplo? Y si es así, entonces vos tenés el derecho de decir Kadish por él, porque entonces vos sos su sucesor. Pero si no es así, entonces tu Kadish es una hipocresía y esta conmemoración es una farsa.

Hoy, en el Jahrzeit de Trumpeldor nosotros debemos plantear la misma pregunta.
Entre aquellos conmemorando esta ocasión encontramos los más ácidos y feroces oponentes a todo lo que tenga conexión con un arma, una espada o un revolver.
Pero el nombre de Trumpeldor está especialmente conectado con esos desagradables instrumentos.
Es cierto, él creo el Hejalutz y eso es una brillante piedra preciosa en su corona, pero sería estúpido negar que en la memoria de la mayoría de las personas de nuestra nación, Trumpeldor es ante todo un soldado. La frase "héroe de Tel-Jai" es familiar para ellos, y para muchos tal vez sea la única cosa que saben sobre Trumpeldor, eso y su participación en la Legión. Y sobre esto en particular ellos no distinguen entre la Legión de Gallipoli que él creo y lideró por un tiempo y la Legión Palestina en la cual él no participó. Ellos no lo distinguen. Ellos solamente saben 3 palabras: Trumpeldor, Legión y Tel-jai.

La leyenda de Trumpeldor que fue creada por las multitudes es la leyenda de un soldado judío y no la de un hombre del partido. Ese es el motivo por el cual su nombre es tan popular con las multitudes. No es verdad que "a los judíos no les gustan esas cosas". Eso es producto de la imaginación. En los corazones de los judíos comunes y corrientes que pertenecen a las multitudes, existe tremenda emoción y asombro, aún incluso un ansia, de una mano dura que vengará a garrotazos los agravios.
Eso es aparente para cualquiera que haya visto a los Jasidim con largas barbas asistiendo a un partido de fútbol del "Hacoaj" vienés. Eso también se aplica a las mujeres. Desde las rebetzin a las vendedoras en un mercado.

También es incorrecto querer auto-convencerse o convencer a los demás que las multitudes aprecian a Trumpeldor no como un héroe sino como una víctima, el hombre que murió noblemente y no el hombre que luchó noblemente. Eso no es verdad. Tenemos millones de mártires y gente sacrificada en nuestra generación y ninguno de ellos han sido convertidos en leyenda.

La grandeza de Trumpeldor no consiste en que los árabes lo hayan asesinado sino en que él defendió el Ishub y dio muerte a muchos asesinos antes de caer.

Trumpeldor fue un soldado judío, Tel Jai fue un fuerte judío, esos no fueron errores sino un ejemplo y una Torah para nuestra joven generación.

Esa moda de atacar y asesinar judíos todavía no desapareció de la faz de la tierra, de eso no hay dudas, hasta un ciego puede verlo. Solo resta hacer una pregunta -cual es la mejor forma de hacer frente a esta moda. No debemos olvidar ni siquiera quienes se oponen a los métodos de Trumpeldor que no nos gustan los pogroms y que buscamos formas de evitarlos.
Esa gente piensa que la mejor manera es no responder con un "ojo por ojo, diente por diente". En esas cuestiones ellos están de acuerdo con grandes pensadores como Tolstoy y Ghandi que dicen que poniendo la otra mejilla se influencia hasta en el peor de los enemigos más que con una mano dura.

Esa es una buena teoría y una teoría bonita, pero eso no significa que sea cierta. La mejor prueba de esas mentiras está ante tus propios ojos y se llama la historia del Galut (exilio). Es verdad que la gente en general no intenta llevar a cabo las teorías de Tolstoy. Los judíos si hemos tratado. No solo que tratamos, sino que sistemáticamente las hemos puesto en práctica con paciencia sobrehumana en el curso de muchas generaciones.

El temperamento de los humanos no es blanco o negro. Es solamente el producto de las circunstancias entre las condiciones del apetito y las posibilidades de satisfacerlo. Los humanos tienen deseos y tratan de satisfacerlos por medio de "la mínima resistencia". Si la resistencia es muy grande, se reprimen los deseos.
Si los humanos ven que no hay resistencia en absoluto, ellos dicen, esto es permitido y el deseo se incrementa.

Tome un lugar sagrado y escriba ahí "esto es permitido". Luego encontrará mucha gente que lo profanará. Tal vez la civilización consista en que el número de objetos que "pueden ser profanados" está continuamente siendo limitado.

Hoy no hay lugar en el mundo donde se puedan encontrar carteles que anuncien "desamparado". La única excepción son los judíos. Esa es la razón por la cual los jóvenes aman tanto a Trumpeldor. No por su martillo, no por su pala, ni por su arado sino por su espada. Para esa juventud, Tel Jai es más precioso que una fortaleza. En sus ojos hay un símbolo que implica que hay una manera de ser liberado del desamparo.

El significado de la muerte de Trumpeldor es similar al significado de las enseñanzas de Januca. Y tal como en el caso de Januca, el real significado de este acontecimiento histórico ha sido distorsionado.

El milagro de Januca consiste fundamentalmente en el heroísmo de los Hasmoneos y de sus soldados. El pensador populista de ghetto hizo de este hecho histórico un problema sobre el aceite que ardió una semana entera, aunque hubiera muy poco como para que alcanzara. No deseo expresar que la tradición del aceite no es una buena tradición. Tal vez es muy simbólica. Pero hablando históricamente, es una distorsión de la verdad para minimizar Tel Jai.

Tel Jai es lo mismo que Port Arthur y Sebastopol para los rusos y Verdun para los franceses; un fuerte que fue atacado por el enemigo con armas y el cual fue defendido por los judíos también con armas. Trumpeldor fue el líder de los judíos capaces de defenderse a sí mismos.

Y este Kadish es en memoria de la resonancia de esos acontecimientos. Tanto como podamos recordar tu nombre en el tiempo, así de grande y sagrado permanecerá tu ejemplo, y nosotros seguiremos tus pasos.

Fuente: Jabotinsky Institute in Israel (traducción mía)

 
ir arriba